Córdoba, la más cara para vivir


El IPC se ha colocado en un 4% interanual, el más alto de Andalucía y por encima del 3,3 nacional.

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, el IECA, daba ayer a conocer el IPC de agosto y no ha sido precisamente una buena noticia para Córdoba,  ya que en el índice general la variación anual se sitúa en el 4%, siendo el más alto en la comunidad autónoma. Le sigue Málaga, con un 3,6. Gran parte de este índice desbocado (un 2,5% en lo que va de año) se debe al precio de la luz. De hecho, ayer adelantaba el dato – ese 4%-  el presidente del PP en Córdoba, Adolfo Molina, en la presentación de la campaña que los populares van a llevar a cabo contra esa subida de las tarifas eléctricas. 

caja
Supermercado./Foto: LVC

Si concretamos las cifras por grupos, en efecto, la energía tiene mucho que ver. El grupo 4, en el que se recogen los precios de  ‘Viviendas, agua, electricidad gas y otros combustibles’ ha tenido una variación mensual del 3,1 y del 11,4, nada menos, en lo que va de año. Le sigue el transporte, con un 8,7 de variación anual. Más sensible resulta ver el aumento en un grupo importante para la economía cordobesas, como es el del ‘restaurantes y hoteles‘ que queda en tercera posición con un 2,9. El economista y colaborador de La Voz de Córdoba, Samuel Díaz, advierte que “cuando los precios se disparan de esta forma merma el consumo tanto de bienes como de servicios. Una caída de consumo repercute sobre todo en el tejido productivo cordobés y andaluz, caracterizado por ser pequeño, de empresas familiares y PYMES, muchas de ellas  enfocadas al sector servicios. Nuestra economía se vería muy dañada”. Porque esa es una de las primeras consecuencias de que los precios suban: se deja de consumir. Aunque Díaz matiza ello con un dato del Banco de España, cuando hablaba del denominado ‘consumo cautivo’, de entorno a 60.000 millones de euros que están destinándose a ahorro, es decir, “las familias españolas han dejado de consumir desde que se acabó el confinamiento hasta ahora, y lo están destinando a ahorro. Eso se debe a la desconfianza que todavía se tiene en la recuperación de la economía”. Y es que el economista nos recuerda que “hay que tener en cuenta que lo que más nos hizo crecer tras las primeras olas de la pandemia fue el consumo”.

Un IPC marcado por precio de la energía

Aclara Samuel Díaz que “la energía nos está perjudicando muchísimo en nuestra cesta de la compra, no solo en productos básicos, sino que afecta al tejido empresarial, porque la mayoría de las empresas para poder llevar a cabo su actividad tienen que usar la energía”. 

En la Asociación Facua en Córdoba el cabreo es supino y el nivel de indignación ha subido parejo al del IPC. Su presidente, Francisco Martínez Claus comenta a La Voz de Córdoba que “este año está castigando mucho a las unidades familiares y sobre todo a los que menos recursos tienen. Los colectivos más vulnerables ya vienen padeciendo esta incidencia desde hace tiempo y ahora se va a agravar más porque los precios del sector eléctrico van a seguir subiendo hasta diciembre”. 

Recibo de la luz.
Recibo de la luz.

El precio de la luz ha entrado en una carrera al alza casi descontrolada. Aunque el Gobierno ha anunciado medidas para paliarlo,  en Facua no son optimistas porque creen que “se echarán para atrás ante las amenazas de las eléctricas si éstas van a ver recortadas sus beneficios”. El presidente cordobés de Facua dice en este sentido que “no se puede permitir que las eléctricas estén generando beneficios de más de 5.000 millones de euros a costa de los consumidores ni las amenazas que han lanzado anunciando que pueden cerrar las centrales nucleares si se les toca esos beneficios”.

Desde Facua recuerdan que en los primeros 14 días de septiembre la factura se ha encarecido más de 41 euros con respecto a la de hace un año.

No todo son subidas. Destaca sobre manera que el IPC , en su variación anual y en Córdoba haya bajado un 16, 6 en vestido y calzado. Otra bajada aunque menor es la que se contempla en el grupo ‘Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar’, que es del -0,3. 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here