Condenados a entenderse


PP y Vox, Fuentes y Badanelli, están cada vez más cerca de cerrar un acuerdo que dé luz verde al presupuesto municipal de 2022

Paula Badanelli y Salvador Fuentes. /Foto: Jesús Caparrós cofradías entenderse
Paula Badanelli y Salvador Fuentes. /Foto: Jesús Caparrós
salvador fuentes foto jesús caparrós 02
Salvador Fuentes./Foto: Jesús Caparrós

Están “condenados” a entenderse para que el presupuesto municipal de Córdoba para 2022 salga adelante. Y, a día de hoy, todo apunta a que lo harán en fechas próximas. Se trata de PP y Vox. Los primeros gobiernan con Cs y los segundos, en la oposición, se antojan como su socio natural.

Los dos actores fundamentales (entiéndase, por los que llevan el peso de la negociación) para alcanzar el acuerdo son el teniente de alcalde de Hacienda, Salvador Fuentes, y la portavoz de Vox en el Consistorio, Paula Badanelli. Esta última comenzó el curso (hace solo dos semanas) fuerte y lamentándose de que no habían recibido documentos para trabajar sobre las ordenanzas y el presupuesto. Si bien, la situación parece haber cambiado en pocos días.

Badanelli se reunió con Fuentes y con el alcalde y, en el originario callejón sin salida, ahora se ve una luz al final del mismo. Solo queda una condición, la plusvalía mortis causa. Traducido es no pagar por heredar y se antoja probable que el obstáculo sea salvable.

La eliminación de esa plusvalía se acordó hace dos años y, ahora, Badanelli asegura que “Fuentes, que en todo momento se ha mostrado dispuesto a cumplir este compromiso firmado por el gobierno con Vox en 2019, en un ejercicio de responsabilidad, no ha querido comprometerse sin poder asegurar que el presupuesto que necesita esta bajada de impuestos en 2022 saldrá adelante”. Por su parte desde la formación “lo vemos razonable y además, de esta forma quizá podamos conseguir que se aprueben las cuentas por primera vez en el mes de enero, que es lo ideal para garantizar su ejecución”.

“Reducir impuestos y gastar lo necesario”

Pero para que la negociación llegue a término se necesita el ok de la otra parte, con Fuentes como principal negociador. El ideario del popular en materia económica es similar -con matices- al de la portavoz de Vox. Pero en la diferencia está la clave y el teniente de alcalde señalaba, en la entrevista concedida a La Voz de Córdoba hace solo unos días, que “soy de la idea de reducir impuestos, ajustar mucho la gestión de la administración pública y gastar lo necesario”. 

Para Fuentes “no hay por qué gastar más, pero tampoco poner en peligro servicios básicos. Y ahí tenemos que atajar el despilfarro y mejorar la administración de las empresas públicas”.

El edil detallaba que, “en el IBI vamos por 2,5 puntos de bajada, hemos bajado el impuesto de rústica tras un acuerdo con Vox…”, dejando una de las claves del posible acuerdo final. A su vez, el concejal abundaba en que “hemos tratado de corregir a la baja todos los impuestos que fuesen por encima de la media nacional, porque ni es competitivo ni es justo. Y no hemos hecho más porque nos ha pillado la pandemia y hubiera sido muy imprudente asumir una bajada de ingresos sin saber cómo van a reaccionar los pagos”.

Finalmente, Fuentes subrayaba que “no hemos subido ningún impuesto ni tasa desde que estamos en el gobierno. Ni lo vamos a hacer”. Toda una declaración de principios que acerca el acuerdo presupuestario y que lleva a PP y a Vox a volver a entenderse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here