Emacsa, ejemplo de éxito sobre automatismos y gestión del cobro


El cajero automático que Emacsa instaló en las oficinas de Plateros ha registrado 11.500 gestiones desde su puesta en funcionamiento hace ahora un año

Cajero./Foto: Emacsa
Cajero./Foto: Emacsa
whatsapp image 2021 07 07 at 180422
Rafael Carlos Serrano./Foto: Emacsa

Emacsa, a través de su gerente, Rafael Carlos Serrano, y de su responsable del Subárea Comercial, Manuel Rosa, ha participado este miércoles como ejemplo de éxito en un webinar sobre automatismos en la atención y gestión de cobro a la ciudadanía, organizado por ASA-Andalucía (Asociación de Abastecimientos de Aguas y Saneamientos), con la colaboración de las empresas AICOR y LOOMIS, encargadas de la instalación y mantenimiento de los cajeros automáticos que se están implementando en oficinas como las de Emacsa.

Este encuentro ha tenido como objetivo dar a conocer y describir el funcionamiento de una solución útil, funcional e innovadora para las administraciones, que dote a la ciudadanía de un sistema de auto pago en efectivo de tasas y recibos, a través de la automatización del cobro de facturas no domiciliadas.

En el caso de Emacsa, el cajero automático instalado en las oficinas de Plateros ha registrado 11.500 gestiones desde su puesta en funcionamiento hace ahora un año. Con estas cifras y teniendo en cuenta que la media de gestiones de pago en el cajero se sitúa actualmente en unas 1.500 al mes, el uso del cajero automático se consolida como una gran contribución para agilizar y facilitar estos trámites.

Las personas usuarias de los servicios de Emacsa que lo han utilizado han valorado positivamente este nuevo medio para el pago de facturas no domiciliadas y también para rectificar incidencias en los pagos, ya que han podido resolver sus trámites con un simple gesto y sin tener que esperar colas.

El procedimiento es muy intuitivo, se coloca el código de la factura en el lector y se selecciona el método de pago, efectivo o tarjeta; se introduce el importe y se espera hasta obtener el comprobante de haber hecho el pago. De esta forma, Emacsa evita que sus clientes se tengan que desplazar a entidades bancarias a realizar estas operaciones, al tiempo que proporciona un canal seguro y rápido de pago.