Consumo Responde tiene una función estrictamente informativa en cuanto a las novedades de la factura de la luz


El director general, Alberto Fernández, señala que los organismos responsables de la aprobación de la nueva normativa son la CNMC y el Ministerio de Transición

Factura de la luz./Foto: LVC Consumo injustificable
Factura de la luz./Foto: LVC
Factura de la luz./Foto: LVC
Factura de la luz./Foto: LVC

La entrada en vigor de la nueva normativa en el sector de la electricidad desde el 1 de junio, que contempla cambios sensibles en la facturación con una nueva metodología de peajes y de tramos horarios, ha generado lógicas e importantes dudas a las personas consumidoras y usuarias y se han producido diversidad de reacciones, expresadas, en su mayor parte, a través de las redes sociales.

Ante la incertidumbre generada, con el fin de proporcionar a todas las personas consumidoras y usuarias la información esencial y necesaria para comprender el nuevo sistema, desde la Dirección General de Consumo, centro directivo dependiente de la Consejería de Salud y Familias, y en relación con su plataforma Consumo Responde, se ha considerado necesario recordar y puntualizar, en primer lugar, que la modificación del marco normativo en el sector de la electricidad se corresponde a un ámbito de competencia ajeno a la Administración de esta Comunidad Autónoma.

El director general de Consumo, Alberto Fernández, ha declarado que en este proceso, de competencia estrictamente estatal, fue la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) el organismo encargado de aprobar, en el mes de abril, el informe sobre la propuesta de la nueva factura eléctrica, presentada por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Gobierno de España. En concreto, la CNMC estableció la nueva estructura de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución, los periodos de facturación, la metodología para su cálculo, así como los valores de tales peajes para 2021, mientras que el Ministerio estableció la metodología del cálculo de los cargos del sistema eléctrico, así como los precios de tales cargos, así como el contenido mínimo y el modelo de factura de electricidad.

En este sentido, ha recordado que Consumo Responde, como plataforma multicanal pública y gratuita tiene como función, en este caso, informar sobre las políticas de protección y defensa de las personas consumidoras y usuarias, para que puedan ejercer sus derechos y deberes con plenas garantías y que ni respalda ni desaprueba las nuevas normativas que entran en vigor.

El objetivo principal de dicho portal es que la ciudadanía haga uso de su derecho a la información, con un compromiso continuo desde la Dirección General de Consumo por difundir y agilizar el acceso a los recursos existentes en materia de consumo, propiciando una mayor proactividad, crítica y responsabilidad de las personas consumidoras en la toma de decisiones sobre el consumo de bienes, productos y servicios.

Tras dicha aclaración, la Dirección General de Consumo y su plataforma multicanal Consumo Responde seguirá brindando un servicio público y gratuito de información a todas las personas consumidoras y usuarias de Andalucía, en pos de salvaguardar sus derechos. 

Consumo Responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es; y de los perfiles en las redes sociales Twitter (@consumoresponde) y Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.