El Grupo COVAP alcanza unas ventas de 629 millones de euros con un volumen de 1.200 millones de kgs.


COVAP, junto a Mercadona, consolida su modelo en Castilla y León, Cataluña y Galicia con la gestión de Lactiber, Láctia y Naturleite, que han incrementado su actividad y plantillas.

COVAP./Foto: LVC Loyola
COVAP./Foto: LVC

El Grupo COVAP, integrado por la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches, Lactiber, Làctia y Naturleite, ha alcanzado en 2020 una facturación de 629 millones de euros, cifra que representa un crecimiento del 2% respecto al ejercicio precedente. A lo largo del año, la compañía ha registrado unas ventas en volumen de 1.200 millones de kilos.

Explotación de vacuno de Covap
Explotación de vacuno de Covap. /Foto: LVC

Estas cifras reflejan la favorable evolución del conjunto de sus filiales, que han seguido consolidando sus modelos de negocio para ofrecer productos de la máxima calidad y construir, paralelamente, una cadena agroalimentaria sostenible en los mercados en los que opera, de la mano de sus clientes y proveedores. De esta manera, COVAP y sus  filiales ,Lactiber (Castilla y León), Làctia (Cataluña) y Naturleite (Galicia),  proveedores especialistas totaler de Mercadona, han reforzado su capacidad de producción para atender las demandas y nuevos retos planteados por todos sus clientes. En este sentido, el grupo ha cerrado el año con una plantilla media de 1.165 personas, y cuenta con el aprovisionamiento de más de 2.000 ganaderías, dato que refleja la contribución del Grupo COVAP a la generación de empleo y actividad en el mundo rural.

Covap, matriz del grupo, durante 2020 ha elevado la cifra de ventas a 480,3 millones de euros, un 1% más; mientras que sus exportaciones han crecido un 10%, hasta los 22,2 millones de euros. Cuenta, además, con una plantilla media de 869 personas y ha abordado inversiones por un importe total de 13 millones de euros. Con este esfuerzo, realizado en cada una de sus líneas de actividad, COVAP ha seguido impulsando su apuesta por la calidad y la eficiencia, lo que le ha permitido atender adecuadamente las necesidades de socios y clientes, e introducir medidas para seguir reduciendo el impacto medioambiental.  

Paralelamente, ha sabido adaptarse a los cambios derivados del confinamiento y la pandemia, garantizando en todo momento la seguridad de sus trabajadores y, desde el primer día, el abastecimiento a sus clientes. Para ello, tanto COVAP como sus filiales han realizado un importante esfuerzo, que se ha traducido en la puesta en marcha de distintas iniciativas y protocolos de actuación y prevención.

Según Ricardo Delgado Vizcaíno, presidente de COVAP, “2020 ha sido un año inédito y verdaderamente difícil que nos ha obligado a optimizar los recursos y procesos para adaptarnos a esta nueva situación y poder garantizar a nuestros clientes y a los consumidores el abastecimiento en todo momento. Gracias al esfuerzo y responsabilidad de nuestros socios, trabajadores, clientes y proveedores, hemos logrado dar cumplimiento a los compromisos adquiridos y mantener el nivel de actividad, superando incluso la facturación de 2019”.  

09 1
Ricardo Delgado y José María Calvo, de COVAP, entidad premiada

El desarrollo de las actividades de COVAP revierte en la economía cordobesa con un impacto de 904,7 millones de euros y supone la generación de 10.185 empleos directos, indirectos e inducidos, según un estudio de la Universidad Loyola realizado recientemente. Dicho estudio destaca la fortaleza de la cooperativa y de su modelo de negocio, basado en la colaboración conjunta de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria y en el enriquecimiento y desarrollo económico, social y cultural de los diferentes entornos en los que tiene presencia el Grupo.

Sobre COVAP

COVAP se fundó en 1959 en Pozoblanco, Córdoba, y a lo largo de su historia, ha conformado un nuevo concepto agroalimentario que va más allá de la agricultura y la ganadería tradicionales, contribuyendo al desarrollo económico y social de su territorio. Los productos COVAP, lácteos y cárnicos, son el resultado del esmero puesto por sus ganaderos y trabajadores para satisfacer al consumidor con alimentos seguros y de calidad. La Cooperativa, con más de 2.500 socios activos cuyas ganaderías se extienden por Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, integra toda la cadena alimentaria y trabaja por hacerla sostenible desde el origen, en la agricultura y en las producciones ganaderas, hasta su transformación y comercialización.