“Estamos abriendo por salud mentad, porque no nos salen las cuentas”


Tres empresarios realizan balance del periodo de Semana Santa

terraza podemos Junta
Terraza. /Foto: LVC
Restaurante Puerta Sevilla./Foro: LVC
Restaurante Puerta Sevilla./Foro: LVC

La Semana Santa ha supuesto un pequeño alivio para el sector de la hostelería. La ampliación del horario de cierre de los bares, establecida por la Junta de Andalucía hace unas semanas, ha supuesto un pequeño repunte en las ventas para muchos negocios cordobeses, aunque no para todos.

En La Voz hemos hablado con el responsable del grupo de restaurantes Puerta Sevilla, Alberto Rosales; con la encargada de un asador de pollos del Casco Histórico y presidenta de la asociación vecinal La Medina, Lourdes Martínez; y el dueño del céntrico Bar Mariano; para testar cómo ha sido para sus negocios este periodo.

“Es una aspirina dentro de la enfermedad que tenemos”

Rosales ha explicado que, “contando con que tenemos una limitación del aforo del 50% en el interior y que el sábado cayó un chaparrón, nos hemos quedado entre un 40% y 50% de facturación con respecto a 2019”. Y se ha felicitado porque, “por lo menos hemos podido funcionar algo, sacar a algunas personas del ERTE”.

No obstante, Rosales ha matizado que “por las noches no ha habido incidencia ninguna, siguen siendo muy flojas por el tema de la limitación horaria”. Esto para señalar que la Semana Santa “es una aspirina dentro de la enfermedad que tenemos. Hemos mejorado un poquito, pero la ruina sigue siendo la misma”. 

En ese sentido, el responsable de Puerta Sevilla ha reconocido que “las terrazas es verdad que se han llenado, la gente de Córdoba y de la provincia han tenido una respuesta fantástica, pero por las noches no estamos funcionando y el aforo dentro lo tenemos al 50%. Durante un tiempo parece que las sensaciones son otras, pero después vuelves a la realidad”.

“Nos da mucha pena que algunos cordobeses que piensen que es un lugar caro”

“Para los negocios de la Judería ha sido nefasto”, ha comenzado Martínez. La responsable del negocio de la plaza Abades ha detallado que, “comparado con 2019 hemos tenido un 90% menos de ganancia. Ha sido desastroso”. Al hilo de lo que ha destacado que, “como siempre digo, la Judería está en un hoyo y todo lo que se mueve alrededor funciona: la Ribera, el Centro, fuera de la muralla… comparado con nosotros ha funcionado”. Para insistir en que “nosotros hemos estado a un 10% y echando más horas que un reloj”.

Martínez ha confesado que “nos da mucha pena porque hay algunos cordobeses que piensan que es un lugar caro. Nos han creado una fama de caros y eso es mentira”. A la par que ha desvelado que “estamos abriendo, como yo digo, por salud mentad, porque no nos salen las cuentas. Tenemos muchos gastos y nos hemos comido los pocos ahorros que hemos ido consiguiendo”. 

En ese sentido, Martínez se ha lamentado de que “la gente piensa que ganamos mucho dinero, pero aquí los impuestos son más altos, nos tienen fritos; se paga mucho por un local. Somos trabajadores como en cualquier otro barrio. La diferencia es que en esos hay vida y en este no”.

“Para nosotros ha estado muy bien”

En el otro lado de la balanza, el responsable del Bar Mariano (ubicado en Ronda de los Tejares) ha explicado que “la primera parte de la Semana Santa hemos estado llenos. Había muchísima gente en la calle. Para nosotros ha estado muy bien”. A lo que ha añadido que en su negocio cierran tradicionalmente de Jueves Santo a Domingo de Resurrección. “Son unas pequeñas vacaciones para los tres que trabajamos en el bar, pero este año han sido peores porque no podíamos salir de la provincia de Córdoba”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here