La consejera de Empleo visita CECO y realiza un importante anuncio


Empleo prepara nuevas licitaciones de FP para el Empleo de 31 millones en áreas como la economía verde, emprendimiento o 5G

Visita de la consejera de Empleo./Foto: Junta de Andalucía
Visita de la consejera de Empleo./Foto: Junta de Andalucía
Visita de la consejera de Empleo./Foto: Junta de Andalucía
Visita de la consejera de Empleo./Foto: Junta de Andalucía

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha anunciado esta semana en Córdoba que su departamento está diseñando ya nuevos programas de Formación Profesional para el Empleo, que contarán con un presupuesto de 31 millones de euros y se centrarán en áreas como la economía verde, la transformación digital, el sector agrario, los nuevos emprendedores que quieren convertirse en autónomos, la discapacidad o los mayores de 45 años.

Durante una visita a la sede de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), donde la consejera ha asistido a la presentación del primer curso que se pone en marcha de acuerdo al nuevo modelo de Formación Profesional para el Empleo que va a empezar a impartirse desde hoy en toda Andalucía, Rocío Blanco ha detallado esta nueva licitación de varios programas formativos que se unirá a las que ya se han resuelto para el nuevo formato, que suponen en su conjunto un gasto público de 41 millones de euros. Una nueva Formación Profesional para el Empleo que ha supuesto sustituir el anterior modelo de concesión de subvenciones a entidades y empresas por el de licitación pública a través de la ley de contratos. 

Mayor seguridad jurídica y adaptación

Rocío Blanco, que ha agradecido a su equipo, a los empleados públicos y a todos los agentes relacionados con la Formación su esfuerzo por contribuir a poner en marcha el nuevo modelo, ha destacado que desde hoy se pone fin a una década de estancamiento de esta política activa de empleo, y ha valorado la “mayor seguridad jurídica, agilidad, eficacia y utilidad” que aporta el sistema de licitación pública de acciones formativas, frente al anterior modelo de subvenciones.

“Se trata de una Formación Profesional para el Empleo con gran capacidad de adaptación a las necesidades cambiantes del tejido productivo, una flexibilidad que se ha hecho evidente en casos concretos como incorporar materias que el impacto de la pandemia nos está demandando con, por ejemplo, el programa Andaluces Digitales, o que incluyamos necesidades sectoriales y locales muy concretas como las del sector aeroespacial”, ha destacado la consejera.

Asimismo, Rocío Blanco ha valorado la posibilidad de volver a crear un sector de la formación fuerte, tanto en volumen de empleo como en capacidad e innovación, ante la continuidad anual en la inversión pública en FP para el Empleo, así como que se haya “recuperado y mejorado la participación en su diseño de los agentes económicos y sociales, porque avanzar en el diálogo social es garantía de éxito para cualquier cambio de envergadura”.