Los libreros denuncian que los centros educativos públicos no fomenten el comercio de cercanía


APLICO pide a la Junta de Andalucía que "no permanezca impasible ante la competencia desleal de Amazon en las compras de material escolar"

librería libreros
Librería. /Foto: LVC
librería libreros
Librería. /Foto: LVC

La Asociación de Librerías y Papelerías de Córdoba, integrada dentro de la Federación Provincial del Comercio (Comercio Córdoba), han expresado su “malestar porque un número importante de centros públicos esté impulsando la compra de materiales educativos en Amazon a cambio de ventajas comerciales”.

Según los libreros cordobeses, “la plataforma Amazon ha puesto en marcha un programa por el que un cliente puede dedicar el 2,5% de su compra online a un colegio, siempre y cuando la utilización de ese crédito se realice en la propia plataforma”.

Para APLICO, “esto está provocando la adhesión de muchos colegios públicos al programa para beneficiarse de este crédito comercial bajo el argumento de la falta de recursos”.

En este sentido, los libreros cordobeses consideran que “esto es una práctica comercial desleal frente al comercio de cercanía que no se debiera de permitir desde la Junta y que perjudica a un sector que no puede competir con las grandes empresas como Amazon y que se encuentra ya sometido a una profunda crisis por la Covid-19″.

Además, APLICO asegura que “la compra de artículos escolares en Amazon no solo no garantiza un precio más bajo, sino que incluso pueden ser superiores a los que se podrían ofrecer en un establecimiento de cercanía”.

Por ello, los libreros cordobeses solicitan a la Junta de Andalucía que “desaconseje este programa a los colegios y que les dote de la necesaria financiación pública, ya que esto redundara también en beneficio del pequeño comercio dedicado al material escolar”.

Según APLICO, “el sector genera riqueza y empleo estable de calidad, frente a las grandes plataformas de e-commerce que fomentan la precarización laboral. Por tanto, los libreros cordobeses creen que la Junta de Andalucía debe reaccionar, y apoyar al comercio de cercanía para poder preservar el empleo y la forma de entender la vida de la sociedad andaluza”.

Por último, APLICO cree que “hay que trasladar a los jóvenes una cultura de la sostenibilidad y del consumo responsable, frente al importante impacto que suponen las grandes plataformas y el consumismo sin control”.