Rambleños inaugura una central fotovoltaica de 15.000 metros cuadrados


La planta de energía solar completa el proceso de ampliación y renovación de las instalaciones de Rambleños

Rambleños
Central fotovoltaica./Foto: LVC
Rambleños
Central fotovoltaica./Foto: LVC

Avanzar en la sostenibilidad de la planta y optimizar su gestión energética son los objetivos que han llevado a Rambleños, planta de fabricación de envases de Hinojosa ubicada en La Rambla, a poner en marcha la instalación de una central fotovoltaica de última generación en sus instalaciones. En concreto, la fábrica ha cubierto casi 15.000 metros cuadrados de sus tejados con placas solares, lo que le permitirá cubrir sus necesidades anuales de electricidad con una energía de origen renovable y limpia como es la solar.

Esta instalación generará hasta un total de 2,2 millones de Kwh cuando esté a pleno rendimiento. Además de autoabastecer a la planta de energía limpia, los excedentes de electricidad podrán ser utilizados por las demás plantas del grupo. Así, Hinojosa consumirá de forma directa o indirecta el 100% de la producción energética de esta central fotovoltaica. Esta acción está alineada con la línea de RSC del grupo de minimizar sus emisiones de CO2.

Ampliación de las instalaciones para mejorar el servicio y la logística de sus clientes

La construcción de la planta de energía solar completa el proceso de ampliación y renovación de las instalaciones, en el que Rambleños ha estado inmerso en los últimos meses. En concreto, casi ha duplicado la superficie de fábrica hasta alcanzar los 25.000m2 actuales y ha extendido la parcela en la que está ubicada hasta los 115.000m2. 

Esta ampliación ha permitido a la planta incrementar tanto sus líneas de producción, incorporando tecnología de última generación, como el espacio de almacén y el número de muelles de carga, que pasan de 2 a 6. El objetivo de todas estas mejoras es ofrecer un servicio cada vez más eficiente al cliente. Por un lado, la planta incrementa su capacidad de producción y por otro, al contar con mayor espacio de almacenaje y transporte, optimiza los procesos logísticos. 

Todo ello le está permitiendo agilizar los procesos de producción, acortar plazos de entrega y que los clientes puedan reducir su stock de envases en los almacenes con la garantía de tenerlos disponibles cuando los necesiten.