Molina: “Los PGE 2021 olvidan a Córdoba y son la tumba a los grandes proyectos pendientes”


“Se mire por donde se mire no son los presupuestos que necesitan los españoles para afrontar el año 2021”

Adolfo Molina./Foto: LVC
Adolfo Molina./Foto: LVC
Adolfo Molina./Foto: LVC
Adolfo Molina./Foto: LVC

El presidente del Partido Popular de Córdoba Adolfo Molina ha afirmado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 olvidan a Córdoba, son un hachazo fiscal para todos y la tumba a los grandes proyectos pendientes en esta provincia.

Molina ha hecho estas valoraciones en el Comité Ejecutivo Provincial telemático que los populares de Córdoba han celebrado en el día de hoy, en el que también se han valorado las nuevas medidas restrictivas anunciadas por el Presidente de la Junta de Andalucía como “un nuevo paquete de medidas duras y difíciles pero imprescindibles para evitar una mayor expansión del Covid-19”.

Según Molina, estos PGE ponen en grave peligro la recuperación económica que necesita España en estos momentos tan duros que estamos viviendo a causa de la pandemia. “Estos presupuestos llegan tarde después de cinco prorrogas están hechos a prisa y corriendo, sin consenso y limitando el tiempo de presentación de enmiendas a la oposición; se mire por donde se mire no son los presupuestos que necesitan los españoles para afrontar el año 2021”, afirma.

Los PGE de Sánchez e Iglesias van en la dirección contraria a la que están adoptando el resto de países de la UE. “Son un hachazo fiscal a los ciudadanos, a las pymes, autónomos y empresas, se grava a las clases medias y bajas: a los que beben refrescos, a los que tienen un plan de pensiones, tienen una empresa y crean empleo, a los que tienen un seguro de hogar, a los 17 millones de ciudadanos que tienen un vehículo diésel, los agricultores que usan un tractor para sus tareas de labranza, y se castiga a los 47 millones de españoles a pagar el 21% del IVA de las mascarillas”, argumenta Molina.

Además son unos presupuestos ficticios porque nadie se cree que la recaudación aumentará un 13% y porque se presupuestan 26.634 millones de euros procedentes de los fondos europeos, algunos de ellos todavía sin aprobar y que están sujetos a condicionantes. “Nos venden humo”.

Del mismo modo, estas cuentas castigan a los andaluces ya que en la estimación del reparto (4.255 millones de euros), a Andalucía le asignan 702 millones, el 16,5% sobre el total repartido. “No solo nos quedamos por debajo del porcentaje de población, sino que se aleja del 32% que le correspondería a Andalucía en base a los criterios seguidos por la UE”, dice Molina.

Y mientras tanto el Gobierno de los 22 ministerios dispara el gasto en personal, aplicándose la misma subida salarial pactada del 0,9% para los funcionarios. “En plena crisis, la legión de altos cargos (541) y personal eventual (1.212) siguen aumentando el gasto considerablemente frente a anteriores ejercicios”.

PROVINCIA DE CÓRDOBA

En cuanto a las cuentas para la provincia de Córdoba, Adolfo Molina ha reprochado el “olvido” a esta provincia en materia de inversiones, “abriendo una tumba a los grandes proyectos pendientes en nuestra provincia” desde hace años que no tienen consignación presupuestaria suficiente ni horizonte temporal para llevarlos a cabo.

De los 186 millones de euros presupuestados, el Gobierno de Sánchez e Iglesias solo dedica 27 millones a inversiones reales para la provincia de Córdoba, dejando fuera cualquier actuación en la carretera N-502 en Los Pedroches, dando la espalda a actuaciones tan necesarias como la Variante Oeste en la capital, la conversión en autovía de la N-432, no contempla inversiones en regadíos, castiga la línea de cercanías entre Palma del Río y Villa del Río al negarse a declarar la obligación de servicio público, olvida los cuarteles de la Guardia Civil y la construcción de las dos comisarías en la ciudad de Córdoba. Además de no recoger ninguna actuación en el patrimonio histórico artístico de Córdoba, una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad.

Y sobre las inversiones ferroviarias, Molina ha recordado que desde 2014 hay financiación europea para la adaptación de los corredores ferroviarios que deben estar concluidos en el año 2030. “Fue el Gobierno del PP quien impulsó esta actuación que sitúa a Córdoba en una situación estratégica desde el punto de vista logístico, y es curioso recordar las duras críticas que tuvo este proyecto por parte de PSOE y de IU, los mismos que ahora lo aplauden”, afirma y añade “estos presupuestos son una falacia, intentan vendernos una porcentaje elevado de inversión cuando la verdad es que deja en el olvido los grandes proyectos que Córdoba lleva esperando desde hace años y no recoge ni una nueva inversión”.

“A pesar de ser unos PGE expansivos, son malos para Córdoba que verán como los proyectos e inversiones pendientes siguen metidos en un cajón, subirán los impuestos a las clases medidas y ponen en riesgo la recuperación que necesitamos”, concluye Molina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here