Asaja propone una rebaja de módulos ante la crisis de rentabilidad del sector agrario 


Pide tener en cuenta las consecuencias de la tormenta de agosto con importantes daños en toda la provincia

Asaja Cultivo de cereales./Foto: LVC
Cultivo de cereales./Foto: LVC
El presidente de Asaja Cordoba, Ignacio Fernández de Mesa./Foto: José Ignacio Aguilera
El presidente de Asaja Cordoba, Ignacio Fernández de Mesa./Foto: José Ignacio Aguilera

La organización agraria Asaja Córdoba ha realizado una propuesta de reducción de módulos para el periodo impositivo 2020, con el objetivo de que llegue al Ministerio de Agricultura cuanto antes, que es quien finalmente propone a Hacienda los ámbitos territoriales a incluir en la Orden de reducción de módulos y los índices de rendimiento que se reducen.

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha explicado que este año la solicitud de reducción de módulos en la mayoría de los sectores está fundamentada principalmente “en la caída de precios de mercado, en muchos casos muy por debajo de los costes de producción de los cultivos”.

Además, en cuanto a las precipitaciones, aunque hasta la fecha, durante el año 2020 ha llovido más que el año pasado, sin embargo, “no ha sido suficiente para paliar las consecuencias de la sequía acumulada de años atrás, que en muchos sectores está afectando considerablemente, como es en la ganadería”. 

Actualmente, los embalses de la provincia se encuentran a un 26,94% de su capacidad de acumulación, cuando el año pasado en estas mismas fechas y a pesar de haber llovido menos, estaban a un 31,13% de su capacidad; y la media de los últimos 10 años en la misma semana era de un 60,01%.

De este modo, para el módulo reservado a las oleaginosas, se solicita una reducción del coeficiente al 0,20 ya que son varias las campañas consecutivas en las que se reduce la superficie de este cultivo, fundamentalmente por la baja rentabilidad y porque los precios a los que ha cotizado hasta la fecha han estado en una media de 332€/Tn, precio por debajo de los costes de este cultivo que se estiman en 480 euros por hectárea.

Por su parte, el olivar se ha caracterizado fundamentalmente por los escasos precios recibidos por los agricultores, muy por debajo de los costes de producción en la mayoría de los casos, y que justifican de manera sobrada la solicitud de bajada de módulos para este cultivo al 0,00.

Ya desde mediados de 2019 los precios del AOVE descendieron hasta situarse en un entorno de 2,10-2,20 euros/Kg. Desde enero a septiembre de 2020, el precio medio ha estado en 2,10 €/ha. Este precio percibido por el agricultor es inferior al coste soportado por este cultivo en la mayoría de las explotaciones.

Además, los olivares tradicionales, tanto mecanizables como no mecanizables, se encuentran en una franja de costes superiores a los precios actuales de mercado, de manera que los olivareros llevan ya más de un año con pérdidas. En la provincia, más del 80% de las explotaciones de olivar llevan más de un año percibiendo unos precios inferiores a los costes del cultivo. 

Ganadería gravemente afectada

En cuanto a la ganadería, Asaja Córdoba solicita también una reducción del coeficiente al 0,00 de todos los sectores, ya que se ha visto gravemente afectado por la crisis del Covid-19 por la imposibilidad de dar salida a los productos ganaderos.

Así, el precio de los terneros ha bajado un 20%, al igual que el de las canales de vacuno. El precio del cordero bajó a mínimos históricos y la leche está al límite del umbral de rentabilidad, por lo que apenas cubre los costes de producción.

La situación es muy grave en vacuno de leche, y bovino-ovino-caprino de carne, por ello “todo lo que no sea aplicar índice 0 en los módulos no sería real, ya que en la mayor parte del año, los ganaderos han vendido muy por debajo de costes, dejando las explotaciones en difícil situación”. También, el porcino ibérico ha sufrido una bajada cercana al 40% en todas sus cotizaciones. Sin duda “el cierre del canal Horeca por motivos del Covid-19 ha repercutido muy negativamente en este sector”, ha subrayado Fernández de Mesa.

En cuanto al algodón, la campaña se presenta con datos desastrosos. Las plagas, principalmente earias, gusano rosado y chinche, han sido generalizadas en las principales zonas de producción de algodón provocando una merma del 30%, que se espera esté entre 1.800 – 2.100 kilos por hectárea. A estos escasos rendimientos, se unen precios bajos de 0,36 – 0,39 € por hectárea que hacen sea una mala campaña y sea necesaria la reducción del módulo vigente al 0,20.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here