La Junta anima a ayuntamientos, promotores y fundaciones a acogerse a las ayudas autonómicas para construcción de vivienda en alquiler


El pasado año, la inversión en la provincia fue de 589.547,5 euros en 2 actuaciones para 22 viviendas

Cristina Casanueva./Foto: LVC Junta
Cristina Casanueva./Foto: LVC
Cristina Casanueva./Foto: LVC Junta
Cristina Casanueva./Foto: LVC

La delegada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Teritorio, Cristina Casanueva, ha informado del programa de actuaciones de fomento del parque de viviendas en alquiler o cesión del uso en Andalucía, que se ha puesto en marcha por segundo año consecutivo con un importe de 38,7 millones, 16,7 más que en 2019, con la intención de que se construyan 2016 viviendas en alquiler. Del crédito total, 29,7 millones de euros corresponden a financiación estatal, con cargo al Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, y otros 9 millones de euros a financiación de la Junta. Casanueva ha animado a los promotores a acogerse a estos incentivos para fomentar el parque de vivienda pública en alquiler.

“El pasado año, la Junta de Andalucía invirtió 589.547,5 euros en nuestra provincia en las 2 únicas actuaciones que se solicitaron. El resultado ha sido la construcción de 6 viviendas en alquiler a precio asequible en Villa del Rio, con una ayuda de 121.645 euros, y 16 viviendas en Hornachuelos con una ayuda de 467.902,5 euros. Por ello animo a ayuntamientos y empresas públicas, así como a promotores privados, fundaciones y ONG, a presentar sus propuestas pues tienen un mes desde que se abrió el plazo el pasado 10 de julio”, ha destacado Casanueva.

La delegada de Fomento ha señalado que las ayudas van destinadas a actuaciones de viviendas protegidas de nueva construcción, reanudación o rehabilitación, “para paliar la subida de los precios de los alquileres y facilitar el acceso a la vivienda de forma que beneficie sobre todo a los jóvenes. Asimismo el objetivo es luchar contra el desafío demográfico, prioritario para la Junta y de vital importancia para que en nuestros pueblos se puedan construir vivienda nueva y haya oportunidades, a la vez que se persigue reactivar el empleo, con la movilización de constructoras, trabajadores y empresas de materiales”.

Casanueva ha resaltado que es la segunda convocatoria en algo mas de un año, “a diferencia de los planes de vivienda de los anteriores gobiernos del PSOE en la Junta de Andalucia que no contemplaron un programa de estas características, ya que desde el año 2012 al 2016 ni siquiera estuvo vigente un programa de vivienda y durante 4 años, se paralizaron absolutamente estas ayudas”. Como ha comentado la delegada en 2019 fue la primera vez que se ponía en marcha en Andalucía, en más de una década, “un programa para promover vivienda en alquiler a precio asequible, con todas las garantías jurídicas y presupuestarias”.

Comunidad autónoma pionera

Durante su exposición, la delegada de Fomento ha explicado que Andalucía es pionera dentro del nuevo fenómeno, “construir para alquilar”, ofreciendo tanto a los promotores públicos como privados y también al tercer sector “más posibilidades de llevar a cabo estas promociones”.

Estas mayores facilidades se basan fundamentalmente en que cuando se resuelve definitivamente la concesión de la subvención, se abona el 50 % de la misma al inicio de la obra, lo que supone una mejora de financiación, en un programa pensado para movilizar suelos públicos. A la vez se otorgan más facilidades a los ayuntamientos para poner en marcha estas promociones. El 30 % de la misma podrá abonarse en sucesivos libramientos con las certificaciones de obras. Al menos el 20% del importe de la subvención, al entregar la vivienda, y el plazo máximo para la ejecución de estas actuaciones es de 30 o 36 meses.

Las actuaciones de viviendas protegidas en alquiler o cesión del uso, tiene dos posibles regimenes. En el caso de VPO de régimen especial en alquiler, el límite de ingresos de la unidad familiar o de convivencia a la que se destina la vivienda, es 2,5 veces el IPREM, y la financiación de la obra es del 50 % de la inversión de la actuación, con un límite de 36.750 euros por vivienda, 350 m2 de superficie útil. En el caso del régimen general en alquiler, el límite de ingresos de la unidad familiar o de convivencia a la que se destina la vivienda, podrá alcanzar 3,5 veces el IPREM, y no podrá superar el 40 % de la inversión de la actuación, con un límite de 31.500 euros por vivienda, 300 euros/m2 de superficie util.

La Junta financia el coste del suelo y de la edificación, los gastos generales, los informes preceptivos, el beneficio industrial, y cualquier otro necesario, siempre y cuando queden suficientemente acreditados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here