Asaja celebra su asamblea anual con preocupación por las propuestas de Bruselas


Fernández de Mesa subraya que debe reconocerse el papel esencial del campo, como se ha demostrado en la pandemia del Covid

Asamblea de Asaja./Foto: LVC
Asamblea de Asaja./Foto: LVC
Asamblea de Asaja./Foto: LVC

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Córdoba ha celebrado hoy su asamblea anual, donde, entre otros asuntos, el presidente de la organización agraria, Ignacio Fernández de Mesa, ha subrayado que debe reconocerse el papel esencial del campo, como se ha demostrado en la pandemia del Covid, al tiempo que ha mostrado su preocupación por las propuestas que hay sobre la mesa en Bruselas, todas ellas contra los intereses del campo español.

Se trata de las iniciativas, ‘De la granja a la mesa’ y ‘Estrategia para la Biodiversidad 2030’; y la propuesta revisada del presupuesto de la Unión Europea 2021-2027 de la Unión Europea (UE), que conlleva importantes recortes para la PAC. Además, el ‘Plan para relanzar la economía de la Unión Europea (UE)’ tras la pandemia de coronavirus, que no tiene en cuenta al sector agrario. Estas dos últimas se debatirán el próximo fin de semana en la cumbre de Jefes de Estado y Primeros Ministros que celebra la UE en Bruselas.

Fernández de Mesa rechazó rotundamente los recortes agrarios que plantea la Comisión Europea en las cantidades asignadas a la PAC en esta nueva propuesta con una reducción del 9% de las ayudas directas en términos reales, que sería especialmente grave para España porque se perderían 4.300 millones de euros, de los cuales 1.160 millones serían en Andalucía. “Se trata de un recorte inasumible para los agricultores y ganaderos”, afirmó Fernández de Mesa.

En cuanto a la propuesta ‘De la granja a la mesa’ y ‘Estrategia para la Biodiversidad 2030’, plantean, entre otros, los siguientes aspectos: obligación de que al menos un 25% del total de la superficie agraria de la Unión Europea sea ecológica para el año 2030; que el 10% de las tierras agrarias se destinen a elementos no productivos; que el uso de abonos se reduzca en un 20%; que el uso de fitosanitarios se recorte en un 50%; o que se abra la posibilidad de incrementar las zonas incluidas en Red Natura 2000, con las limitaciones que de ello se derivan para la actividad agrícola y ganadera.  

Reducción del consumo de carne

Además, se propone reducir el consumo de carne “ligándolo malintencionadamente y sin rigor alguno, a una mayor incidencia de enfermedades y a un mayor impacto ambiental”. Se propone, incluso, una limitación de las ayudas asociadas a los sectores ganaderos productores de carne en el marco de la PAC, “lo cual sería gravísimo para zonas de Córdoba como la Sierra, Pedroches, Guadiato o la Subbética”.

En este sentido, Fernández de Mesa subrayó que “los pueblos y comarcas de nuestras zonas rurales no pueden permitirse un freno a la actividad económica” si se mantienen las propuestas que ha planteado la Comisión Europea ya que tendrían “una muy preocupante repercusión en la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas de la provincia”. Y es que el sector agrícola y ganadero representa en la región el 10% del empleo y el 11% del PIB.

Por ello, Asaja está trabajando con firmeza para que, tanto en el seno del Consejo Europeo como en el del Parlamento Europeo se mejoren sensiblemente estas propuestas y se logre un presupuesto para la PAC acorde con las ambiciones y retos del sector agrario, necesitando que sea superior al del actual periodo presupuestario.

Destacó, que Asaja Córdoba ha presentado en todos los ayuntamientos de Córdoba una moción de rechazo a estas propuesta de la UE, que ya ha sido debatida y aprobada en municipios como Córdoba capital, Priego de Córdoba, Belalcázar, Dos Torres o Montilla, entre otros. 

Balance 2019

Asamblea de Asaja./Foto: LVC

Por otro lado, se hizo un resumen del año 2019 en el que Asaja Córdoba hizo una apuesta en defensa de la Norma de Calidad del Cerdo Ibérico y en contra del Plan del Lobo “por suponer un claro ataque a las explotaciones ganaderas y cinegéticas e ir en contra del desarrollo rural”.

Importante fue también conseguir la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía tras las protestas de Asaja Córdoba, así como la rebaja del IBI de rústica del siete por ciento en la capital cordobesa o la activación del foro del agua. 

Asimismo, destacó la puesta en marcha de los Premios Felipe González de Canales, la creación de la Alianza Rural a nivel nacional, el recurso presentado por Asaja ante la subida impuesta del Salario Mínimo Interprofesional, la paralización del proyecto de Parque Natural de Sierra Morena y la fusión de las consejerías de Agricultura y Medio Ambiente.

Terminó exponiendo su preocupación por los bajos precios de casi todas las producciones, por la necesidad de ampliar los regadíos en Córdoba, por las consecuencias del Brexit y la imposición de aranceles al aceite y aceituna de mesa por parte de Estados Unidos. Igualmente, por las futuras subidas de impuestos anunciadas por el Gobierno de España, por las complejas exigencias laborales, por la competencia desleal de terceros países y por el peso político de los falsos ambientalistas y animalistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here