IU prefiere la burocracia a la atención directa a los más vulnerables


La formación política solicita la derogación del modelo de ‘Tarjeta Monedero’ que plantea el gobierno andaluz

El portavoz de IU en la Diputación de Córdoba, Francisco Sánchez./Foto: BJ
El portavoz de IU en la Diputación de Córdoba, Francisco Sánchez./Foto: BJ
El portavoz de IU en la Diputación de Córdoba, Francisco Sánchez./Foto: BJ
El portavoz de IU en la Diputación de Córdoba, Francisco Sánchez./Foto: BJ

La secretaria general de Familias, Ana Carmen Mata, explicaba hace pocas semanas que, desde la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, se han establecido subvenciones excepcionales por una cuantía de 17.000.000 de euros. Entre ellas ha destacado la implantación de las ‘tarjetas monedero’. Estas se distribuirán a 20.000 unidades familiares en situación de vulnerabilidad ocasionada por el Covid-19, durante 5 meses, destinadas a la adquisición de productos de alimentación, limpieza e higiene. 

Una medida de choque ante la crisis socioeconómica que no es del agrado de l Grupo de Izquierda Unida (IU) en la Diputación de Córdoba. Y es que, como ha indicado la formación política en un comunicado, solicitará la derogación del modelo en el próximo Pleno de la institución provincial.

Para el grupo provincial de IU, dicha medida “ignora” los principios recogidos en la Ley de Servicios Sociales de Andalucía, e “incumple” el mandato legal de que la valoración de las situaciones de urgencia solo puede llevarse a cabo desde los Servicios Sociales Comunitarios.

“En vez de cambiar el modelo de intervención social, con programas como la ‘Tarjeta Monedero’, lo que debe hacer el Gobierno andaluz es, según el grupo provincial de IU, aumentar su dotación presupuestaria para que, en el caso de los Servicios Sociales Comunitarios, sean sus profesionales los que realicen el

Proyecto de intervención individual/familiar para cubrir necesidades básicas y sociales derivadas de esta emergencia sanitaria y social que vivimos”, se ha indicado desde IU. Llama la atención este argumentario puesto que, de llevarse a cabo, demoraría de forma considerable la llegada de la ayuda básica a personas que la necesitan de forma urgente, a consecuencia, precisamente, de su situación de vulnerabilidad.