Una desescalada que puede ser la tumba del hospedaje cordobés


Los establecimientos de hospedaje muestran "preocupación" por el plan de desescalada del Gobierno de Pedro Sánchez

hospedaje empleo Vox podemos
Dos turistas en el interior del CRV, con el Arco del Triunfo al fondo, en una imagen de archivo./Foto: LVC
hospedaje
Dos turistas en el interior del CRV, con el Arco del Triunfo al fondo, en una imagen de archivo./Foto: LVC

La Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor) ha mostrado este lunes su “gran preocupación” por el plan de desescalada de las medidas de confinamiento decretadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en lo que refiere a la apertura de los alojamientos turísticos a partir del 11 de mayo y a falta de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En una nota, la asociación ha destacado “la inquietud que ha generado en el sector el contenido de dicho plan y la forma en que se ha diseñado, suponiendo ahora un problema añadido a la grave crisis coyuntural que ya sufre el turismo”.

A estas alturas, ha explicado Aehcor, “resulta difícil entender las razones por las que el Gobierno no ha tenido la deferencia de consultar, ni de informar a los representantes del sector hotelero de las medidas, tiempos y protocolos de ejecución que comunicó el martes al conjunto del país”.

“Lamentamos que se haya evitado el consenso con un sector que siempre ha mantenido una excelente interlocución y colaboración con las administraciones públicas y que ha demostrado su enorme responsabilidad social”, han apuntado desde la entidad.

La directiva de la asociación ha expresado “el malestar provocado por la falta de respuesta a las peticiones consensuadas entre la Cehat, CCOO y UGT, que se trasladaron al Gobierno el día 20 y que planteaban, entre otras cuestiones, la necesidad de concurrencia de la fuerza mayor en el sector derivada del estado de alarma, al menos por un periodo inicial de seis meses, ya que se asumía que los hoteles seguirían cerrados, sin actividad y sin ingresos”.

Han destacado igualmente “la situación de incredulidad que supone contemplar la reapertura de los alojamientos turísticos en un contexto en el que se imposibilita la llegada de clientes”, dado que “están restringidos los traslados interprovinciales, cerradas las fronteras, suspendidas las conexiones aéreas y se ignora que la autorización del uso de las áreas comunes de un establecimiento hotelero le hubiera permitido generar algún tipo de ingresos, aún sin tener demanda suficiente de pernoctaciones”, han precisado.

En este contexto, desde Aehcor han afirmado que “comparten la decepción de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) ante el plan de desescalada del Gobierno, dado a que, entre otras cosas, no resuelve ni especifica cómo proceder a la reapertura de los establecimientos hoteleros”.

CONTAR CON UN PROTOCOLO

Desde diferentes asociaciones empresariales junto al Instituto de Calidad Turística de España (ICTE) se trabaja en el protocolo que habrá que implementar en los establecimientos hoteleros y cuyo contenido será remitido al Ministerio de Sanidad para su revisión y aprobación.

“Hasta no contar con un protocolo aprobado por las autoridades correspondientes, será prácticamente imposible reactivar la actividad sin mayores consecuencias negativas”, según han expuesto desde la entidad.

Asimismo, Aehcor considera “fundamental que el SEPE resuelva con urgencia el retraso acumulado en la tramitación y gestión de ERTE”, dado que “este retraso está afectando a miles de familias provenientes de un sector que emplea a un número importante de personas y que añade aún más incertidumbre al futuro de la actividad”.

Desde la asociación han puntualizado que “el sector continúa dispuesto a colaborar con las autoridades en la búsqueda de soluciones a la crisis”. El turismo “ha sido fundamental en la recuperación económica de España tras la crisis de 2008 y su peso se traducía en un 14 por ciento del PIB nacional, generando más de 600.000 empleos directos e indirectos”, han apostillado.