¿Condenadas a la desaparición?


Unas 50 empresas de transporte de viajeros tienen ERTE y prevén 110 millones de euros de pérdidas

Autobuses parados./Foto: LVC transporte
Autobuses parados./Foto: LVC
Autobuses parados./Foto: LVC
Autobuses parados./Foto: LVC

La Federación del Transporte de Andalucía (Fedintra) calcula que 50 empresas del sector del transporte de viajeros de la provincia de Córdoba están ya inmersas en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), un 90 por ciento de las que operan en la provincia, y con ello señala que hay más de 750 empleos “en grave riesgo”, así como una estimación de más de 110 millones de euros de pérdidas en este año.

Según informan a Europa Press desde Fedintra, “estas suspensiones de contratos laborales, junto a los despidos que se están produciendo, ponen en serio riesgo la viabilidad de muchas de estas firmas, insostenibles sin prácticamente carga de trabajo”.

Al respecto, “se estima que se dejarán de ingresar este año más de 110 millones de euros; al margen de las pérdidas de 50 millones ya certificadas desde que arrancó la crisis y este parón económico”, manifiestan desde la federación.

Además, avisan de que en la provincia hay unos 750 profesionales en el sector que se van a ver afectados. “Este hecho, junto a que la mayoría son empresas familiares, la situación es nefasta a nivel de empleo, pero también en el mantenimiento económico y social de dichas familias”, apostillan desde Fedintra.

A la cancelación de transportes discrecionales, se le une la suspensión de los contratos públicos de transporte escolar; restricciones “aún más duras” a la movilidad y desplazamiento de los ciudadanos en las líneas regulares, y unas ayudas y compensaciones “muy pobres y condicionadas”.

En opinión de la federación, se está ante “un panorama desolador, en el que los empresarios se han visto sin respaldo y que en poco más de un mes han disipado proyectos de años”.

Asimismo, argumentan que el hecho de que “el sector turístico y hotelero sea uno de los que apunta a una más tardía reapertura implica que la paralización en el transporte de viajeros sea más duradera de lo esperado y que la falta de soluciones siga acuciando proyectos empresariales de gran inversión y envergadura”.

“Independientemente de lo que dure el estado de alarma, las restricciones en movilidad que habrá en los meses posteriores, junto a una adaptación lenta y progresiva del sector turístico, las empresas de transporte de viajeros dan el año 2020 por perdido, con 50 empresas en la provincia en una grave crisis económica y más de 500 autobuses actualmente parados”, lamentan desde Fedintra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here