Un pequeño comercio da ejemplo de “sensatez y cordura” y se adelanta a las medidas del Gobierno “con todas sus consecuencias”


“Estamos muy preocupados ante las consecuencias económicas porque somos un pequeño comercio que ha hecho previsiones para la temporada alta que llegaba de Semana Santa, turismo, Mayo cordobés, etc.”

comercio
Trapalladas./Foto: LVC
comercio
Trapalladas./Foto: LVC

“Sensatez y cordura”. Estos son los dos términos que repite uno de los responsables (junto a Lola Sánchez) de un pequeño establecimiento cordobés, Trapalladas, dedicado a la venta de artículos de joyería y bisutería. Y es que, como ha indicado a sus clientes y amigos, “para nosotros es muy duro haceros saber que hemos cerrado nuestro establecimiento hasta nueva orden de las autoridades. Podemos seguir atendiéndoos desde nuestra web https://trapalladas.es

A lo que ha añadido que “os rogamos haced caso a las recomendaciones y no salir de casa para poder vencer a este bicho que nos ha cambiado la vida. Vienen semanas duras pero lo superaremos unidos desde nuestro hogar”. Mientras que ha asegurado que “saldremos de esta y volveremos con más fuerza #YoMeQuedoEnCasa”.

Baena, en declaraciones concedidas a La Voz de Córdoba, ha hecho hincapié en que “estamos muy preocupados ante las consecuencias económicas porque somos un pequeño comercio que ha hecho previsiones para la temporada alta que llegaba de Semana Santa, turismo, Mayo cordobés, etc.”. De tal modo que, “ahora, hay que hacer frente a los pagos, al alquiler y sin descuidar a nuestra empleada que no le falte de nada porque hay que estar a las duras y a las maduras”. Si bien, como persona de profudas convicciones católicas, ha subrayado que “la Fe nos hace fuertes y confiamos en la Divina Providencia”. Todo un ejemplo de sentido común y compromiso con la sociedad.