La subida del SMI perjudica a las pymes cordobesas


ATA, AJE, Asaja y pymes cordobesas hablan de reducciones de jornada a sus empleados y de posibles despidos, esto último sobre todo en el campo

Zona comercial de Jesús Rescatado. / FOTO: JP
Zona comercial de Jesús Rescatado. / FOTO: JP

La nueva subida del salario mínimo interprofesional (SMI) acordada por el Gobierno con los sindicatos y la patronal para 2020 hasta alcanzar los 950 euros ha dejado un reguero de alegría en aquellos trabajadores que se rigen por él pero ha provocado el descontento en los empresarios que tienen que hacer un sobreesfuerzo para pagar más sin que se prevea una subida de sus ingresos.

La Voz de Córdoba ha hablado con asociaciones de autónomos, jóvenes empresarios, agricultores, y ha visitado comercios cordobeses en los que cuentan con uno o varios trabajadores y las respuestas son negativas, de preocupación y de desasosiego en algunos casos ante la asfixiante situación que viven los pequeños comercios.

Desde la asociación de autónomos ATA en Andalucía, Rafael Amor indicó que ha sido la subida “menos mala” pero aún así “nos va a perjudicar”. Y es que además de incrementarse el coste laboral, ahora “tenemos que estar atentos a la subida de impuestos que se está anunciando, vamos a ver cómo sale el año”. Además, en Córdoba espera que se note más el perjuicio que en otras provincias porque es la de Andalucía en la que menos han crecido los autónomos en el ultimo año. Según Amor, “hay incertidumbre creada, no sabemos cómo va a afectar pero negativamente” en cualquier caso como recuerda que ya ocurrió con la subida anterior en la que se perdieron miles de puestos de trabajo en toda España.

Félix Almagro, presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) Córdoba, se mostró de acuerdo con la subida de salarios pero si se hace de forma programada y no de manera “constante”, pues ellos no pueden “repercutir a los clientes esa subida tan radicalmente”. Por eso, en AJE creen que esta medida va a afectar “mal” porque ya en 2019 “se ha parado bastante” la contratación entre sus asociados y ahora están hablando de “reducción de jornada y en el peor de los casos de despidos”. Si la última subida del salario mínimo “ya perjudicó”, esta “va a perjudicar de nuevo”, sentencia el responsable de AJE.

Pero si existe un sector que anuncia grandes pérdidas y que se siente perjudicado de manera ostensible es el del campo. Desde ASAJA Córdoba señalaron que la subida del SMI es “desproporcionada”, ya que el sector agrario “está padeciendo ahora unos profundos cambios y lo último que se le puede dar es una subida tan importante”. Avisan desde aquí que “va a suponer gente que vaya a la calle y difícil recuperación de esa cantidad tan importante que se va a desembolsar”. Después de la subida del 22 por ciento del año pasado, “la agricultura no está ahora para afrontar esto y lo que va a suponer es que se reduzcan las inversiones y va a haber personas que se van a quedar sin empleo”, insistieron.

Por su parte, desde CECO remitieron a las declaraciones del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, quien consideró en COPE que “es una paradoja que se pida esta subida a la parte privada y luego ellos mantengan los contratos como los tienen en ayuntamientos y diputaciones”. Asimismo, pidió al Gobierno de Pedro Sánchez que “tenga presente a los agricultores y al campo, uno de los sectores más perjudicados y desfavorecidos desde el punto de vista salarial”.

Preguntados también comerciantes y hosteleros cordobeses coinciden en que se presenta una importante papeleta. El dueño de una tienda de ropa del entorno de Cruz Conde se mostró comprensivo con que los trabajadores que estén cualificados merecen “un salario mínimo importante” pero eso no tiene nada que ver con que por la situación económica actual “hay establecimientos que no lo van a soportar”. A este empresario ya le está siendo difícil mantener el empleo creado, por lo que no le parece lógico que lo obliguen a pagar más sin que tenga más ingresos. En su opinión, un salario mayor va a suponer en muchos casos “una economía sumergida y menos cotización”.

En una cafetería del barrio de Fátima, el responsable ve “estupenda” la subida que se va a realizar siempre que “haya dinero” para pagarla, aunque dice que para que eso sea así “hay que vender más” a partir de ahora. Por otra parte, reclama que puestos a subir podrían “subirnos el paro a los autónomos”.

En la zona de Jesús Rescatado, el dueño de una tienda de productos deportivos que tiene dos personas a su cargo se queja de la nueva subida salarial porque ya de por sí el pequeño comercio “estamos machacados”, asegura. Y corrige: “los políticos no han subido nada, lo vamos a subir los que lo vamos a pagar, es muy bonito tirar con el dinero de los demás”. Así, insiste en que está “totalmente en contra” de la medida de PSOE y Podemos “porque no hay movimiento”, así que augura que llegará un momento en el que “nos quedaremos los jefes nada más” en los comercios.

En la misma línea habla el propietario de una relojería que explica que el problema no es solo que suba el salario, sino que luego “están las pagas, la Seguridad Social y otras cosas” a las que hay que hacer frente. Y se muestra tajante este hombre que, pese a todo, dice no estar preocupado por él porque pronto se jubila: “se van a equivocar de nuevo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here