El alcalde se fija como prioridad el plan estratégico hasta 2030 para “dejar de dar bandazos”


Reconoce que "lo más difícil" es estar en minoría en el Pleno, porque "dificulta muchas cuestiones" y "la rapidez que se requiere"

alcalde
José María Bellido, Alcalde de Córdoba./Foto: Irene Lucena
alcalde
José María Bellido, Alcalde de Córdoba./Foto: Irene Lucena

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), asegura que entre las prioridades del gobierno local de PP y Cs pasados los cien primeros días de mandato se encuentra impulsar el plan estratégico de ciudad, que sea “una guía” a seguir hasta el año 2030 impulsada por el Consejo Social de la Ciudad, con el objetivo, entre otros, “de dejar de dar bandazos en función de los gobiernos”.

En una entrevista con Europa Press, el primer edil explica que quiere que dicho consejo “pilote” el plan, de ahí que su renovación “va a ser una realidad en las próximas semanas o meses”, asegura.

Paralelamente, según detalla, “se va a iniciar la contratación de una consultora para poner en marcha el plan estratégico”, porque, a su juicio, “Córdoba necesita una guía, que, más allá de gobiernos, sea un documento que toda la ciudad sienta como suyo”, motivo por el que centra “el esfuerzo de participación a través del Consejo Social de la Ciudad” y que el plan “sea estable en los próximos diez años”.

Para esta tarea, el alcalde confía en “el consenso” con el resto de fuerzas del Pleno, porque “es una labor importante y urgente”. Y es que, según justifica, el plan se plantea ahora “porque van más de 20 años sin un plan y esta ciudad debe dejar de dar bandazos en función de los colores de los partidos, los alcaldes y los gobiernos”.

De este modo, Bellido subraya que “la labor fundamental” que se pone como alcalde en estos cuatro años es este plan, “que seguramente no sea lo que tenga más brillo y genere más votos, pero es la más importante para que por fin todo lo que se habla desde hace tiempo se plasme en un documento, para pasar de las generalidades a objetivos concretos, con plazos, financiación y programas”, defiende.

Al respecto, admite que “no se va a redescubrir, ni inventar la ciudad”, pero aconseja que “se debe dejar de hablar con vaguedades de logística, de agroalimentaria, de sanidad y de cultura y cosas que luego no se plasman en una realidad de programa de ejecución y de acción”.

De hecho, “seguramente del 90% de lo que se plasme en el plan habrá ya una idea de lo que hay que hacer, pero se tiene que plasmar en un documento con plazos, programas y financiación, para que sirvan de guía de trabajo”, sostiene el regidor, quien apostilla que “luego quien llegue le dará sus matices, pero que sea de toda la ciudad”.

No en vano, a las ciudades que lo han hecho, como Málaga y Almería, “les va muy bien”, enfatiza el primer edil, quien dice que le gustaría que fuera “para diez años, hasta 2030, porque es un horizonte mínimo para acciones estratégicas de ciudad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here