Asaja espera una cosecha de verdeo de aceituna con una producción “inferior” a la campaña anterior


El inicio de la recolección se adelantará con respecto a años anteriores debido principalmente a la escasez de fruto en algunas zonas por la sequía, lo que ha favorecido que madure antes la aceituna

asaja
Un trabajador hace sus labores en un olivar. / Foto: LVC
asaja
Un trabajador hace sus labores en un olivar. / Foto: LVC

La organización agraria Asaja Córdoba informó este jueves de que la cosecha de aceituna potencialmente verdeable se estima “inferior” que la campaña anterior, así como a las de las últimas campañas analizadas, pues “la gran sequía” sufrida en los últimos meses marcará “el comienzo del verdeo este año, como la cantidad de producción verdeable”.

Al respecto y en una nota, Asaja adelantó que, “si las lluvias próximas no lo remedian, pueda dejarse parte en el árbol para ser destinadas a la producción de aceite por su bajo tamaño, dada la doble actitud verdeo/molino de la hojiblanca”. Asimismo, los precios también condicionaran el destino de la aceituna.

En comparación con la campaña pasada, el inicio de la recolección se adelantará algo con respecto a años anteriores, comenzado a mediados de septiembre para la manzanilla y a finales de mes para la hojiblanca, debido principalmente a la escasez de fruto en algunas zonas por la sequía, hecho que ha favorecido que madure antes la aceituna.

Otro motivo por el cual se adelantará la recolección en estas comarcas es “porque los olivareros suelen verdear cada año las mismas parcelas, zonas de riego o zonas más frescas y con plantaciones más jóvenes en las que interesa agronómica y económicamente verdear la aceituna en lugar de dejarla para aceite y de esa forma conseguir, en la medida de lo posible, que el olivo joven no sufra durante más tiempo el estrés hídrico que ha venido sufriendo durante el largo verano que estamos sufriendo este año”. En ellas, se prevé una producción de verdeo inferior a la campaña anterior.

En cuanto a la Vega del Guadalquivir, la mayoría de las plantaciones son de Manzanilla y cuentan con riego, el descenso en la cosecha en estas zonas “no se prevé tan acusado como en otras”, estimó Asaja.

Por tanto, “aunque aún es pronto para concretar datos de producción, estimamos que será inferior a la media en algunas variedades y quizás un descenso algo más acusado en otras con respecto a la media del período 2014-2018 que se sitúa en 580.330 toneladas a nivel nacional”, según la organización agraria.

Cabe tener en cuenta las dos campañas anteriores que han marcado en gran medida la producción de esta campaña. “Tuvimos una buena campaña en el año 2017 y en el 2018”, señaló Asaja, que agregó que “en esta última, que aún se encuentra abierta, nos hemos situado por encima de la media de producción de las últimas cinco campañas gracias al excelente año que tuvimos meteorológicamente hablando y que acabó con con 587.800 toneladas, aunque este dato es provisional.

Como todos los años, se han sufrido daños por fenómenos meteorológicos aislados como las tormentas que hubo hace escasa una semana en alguna parte de la campiña y sobre todo la Vega del Guadalquivir, en la que los granizos caídos hicieron daño al fruto y que, por tanto, “deja de ser verdeable”.

En cuanto al tamaño de los frutos, en la mayoría de las variedades se observa un calibre medio, y a excepción de que ocurra algún inesperado efecto adverso, podrán verdearse la mayoría de las parcelas.

Finalmente, en relación con las salidas al mercado, y pendientes de ver como evolucionan las cosechas de los países productores del arco mediterráneo que presentan ‘a priori’ buenas producciones, sigue produciéndose una consolidación de buen comportamiento situándose el mercado interior en la misma línea de la campaña anterior y en las exportaciones seguimos creciendo (10,6 por ciento). De este modo, en todas las variedades “hay un incremento de salidas, exceptuando la variedad Cacereña”, apostilló Asaja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here