El fin de las trabas burocráticas al sector vitivinícola


Araceli Cabello ha destacado la calidad de los vinos con esta Denominación de Origen, por ser "uno de los grandes patrimonios de nuestra tierra"

vitivinícola
Araceli Cabello./Foto: LVC

La delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Córdoba, Araceli Cabello, ha participado en el Pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles, donde ha afirmado que el Gobierno andaluz trabaja “para eliminar trabas burocráticas” al sector vitivinícola y a la actividad económica en general.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, en esta primera toma de contacto con el sector, la delegada ha valorado que esta entidad “lleva el nombre de Córdoba y de Montilla-Moriles donde va y defiende el legado de una denominación histórica, de vinos singulares y que cada día más está abierta a la innovación y a la renovación”.

Cabello ha destacado la calidad de los vinos con esta Denominación de Origen, por ser “uno de los grandes patrimonios de nuestra tierra, que tenemos que mantener, potenciar y apoyar”. Igualmente, ha señalado que “este Consejo Regulador, con el liderazgo de su presidente y todos los que lo forman, está incrementando sus actuaciones a favor de la defensa y promoción de los vinos y vinagres de las DOP”, pues, “en cada evento enológico de relevancia los vinos de Montilla-Moriles deben estar presentes, ya sea fuera o dentro de nuestra provincia”.

Por ello, la responsable de la Junta ha felicitado a la DOP por la reciente celebración en Madrid del I Congreso Internacional sobre los vinos tradicionales de Andalucía, que ha considerado un hito en la difusión y promoción de los vinos de Montilla-Moriles así como del resto de denominaciones andaluzas.

“Desde mi responsabilidad como delegada de Agricultura –ha añadido–, quiero trabajar hombro con hombro con el sector vitivinícola de la provincia, centrándome en las prioridades marcadas por nuestra consejera, Carmen Crespo”. “Estoy a vuestra disposición para escuchar las demandas e inquietudes del sector, y aportar mi granito de arena a la permanencia y difusión de unos vinos y vinagres únicos”, ha afirmado a los responsables de la DOP.

MÁS DE 5.500 HECTÁREAS DE VIÑEDO

Según los últimos datos de Sigpac, la provincia cuenta con 5.584 hectáreas de viñedo, de las que un nueve por ciento están catalogadas como regadío.

El Registro de Industrias Agroalimentarias de la Consejería muestra que hay en Córdoba 119 industrias en la división de industrias Enológicas, alcoholes y bebidas alcohólicas, y 81 industrias en el Registro de Envasadores de Vinos y Bebidas Alcohólicas (el segundo registro está incluido dentro del primero). El valor de la producción final vitícola, a precios de agricultor, fue de 20 millones de euros en 2018.

Las exportaciones anuales de vinos y vinagres en la provincia ascienden a 11,3 millones de euros de media en los últimos cinco años. En 2018 se han vendido al exterior 12,41 millones de euros, consolidando el incremento experimentado en 2017.

Montilla-Moriles regula vinos entre los más antiguos de España con DO, y fue protegida desde 1933 a partir del Estatuto de la Viña y el Vino. El acta fundacional del Consejo Regulador es de diciembre de 1944, y el primer Reglamento, de 1945.

Con la variedad Pedro Ximénez por bandera, la DOP acoge vinos excepcionales: finos naturales, generosos con reconocimiento mundial como el oloroso o el amontillado, dulces Pedro Ximénez premiados internacionalmente, y vinos jóvenes y afrutados con los que adaptarse a las nuevas demandas del consumidor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here