Naranjas gratis contra el “inmovilismo” del Gobierno


Fernández de Mesa critica que ni Madrid ni Bruselas quieran aplicar cláusulas de salvaguardia para proteger a los productores españoles

La organización agraria Asaja-Córdoba ha repartido esta mañana más de 6.000 kilos de naranjas en protesta por el agravio que sufre el sector en el que Córdoba es una de las provincias españolas más perjudicadas. El presidente de Asaja-Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha calificado el “inmovilismo” del Gobierno como “irresponsable” por las consecuencias que está teniendo en toda España, donde “un producto de muchísima calidad se ha dejado al margen por la competitividad de terceros países de fuera de la Unión Europea”.

Cargos públicos del PP en el reparto de naranjas.
Cargos públicos del PP en el reparto de naranjas. /Foto: JC

Fernández de Mesa se ha mostrado partidario de “favorecer y proteger el comercio internacional, pero con cláusulas de salvaguardia” que tanto Bruselas como Madrid se niegan a aplicar al entender que no se dan motivos para ello. Por esto, Asaja llevará su protesta a otros puntos de España, como Valencia o Madrid, donde se protestará por la llegada de naranjas que “entran a ocho céntimos cuando aquí el coste está a 15 céntimos, más seis de recolección y en los lineales ve uno desgraciadamente naranjas de Sudáfrica que se venden a tres euros o más”.

En esta crisis de precios, ha tenido mucha culpa la aplicación del acuerdo comercial de la Unión Europea con Sudáfrica, que entró en vigor en 2016 y permite la importación de cítricos de este país hasta el 30 de noviembre con unos aranceles que en 2018 han sido del 11,6% e irán reduciéndose hasta desaparecer en 2026, y es que las variedades tardías de naranjas sudafricanas se solapan con las primeras de la temporada española, como la Navelina o la Salustiana habiendo incluso todavía en los lineales naranjas de países del Cono Sur como Uruguay.

A pesar de lo anterior y de las quejas y protestas de Asaja, el Gobierno de España considera que no se dan las circunstancias para activar la cláusulas de salvaguardia contempladas en el Acuerdo Comercial de la U.E con Sudáfrica, y solo han contemplado a través del Ministerio de Agricultura retirar del mercado 50.000 toneladas de naranjas y mandarinas, con destino a entidades caritativas y a la producción de zumo, que será distribuido gratuitamente a través de los bancos de alimentos, medida que es claramente insuficiente.

Además, se ha detectado en naranjas procedentes de Sudáfrica materias activas prohibidas (fitosanitarios) en la Unión Europea, que hace que sus agricultores puedan producir con unos costes más bajos debido a que esos productos son más baratos que los permitidos en Europa, lo cual es “un sin sentido que atentan gravemente a la economía española”. 

Desgraciadamente, las noticias que llegan de otros países como Turquía, Egipto y Marruecos, donde se espera una cosecha récord, “hacen que aumente la preocupación, ya que las producciones de estos países van a competir con nuestras variedades tardías, una competencia a todas luces desleal ya que no competimos en igualdad de cotes laborales y exigencias fitosanitarias con estos países”.