Las empresas valoran también el voluntariado como elemento diferenciador en tu CV


Vivimos en un entorno cada vez más competitivo, donde los candidatos a un puesto de trabajo están mejor cualificados

Empresas
Foto: LVC

(Teresa Jiménez). Vivimos en un entorno cada vez más competitivo, donde los candidatos a un puesto de trabajo están mejor cualificados, y cualquier aspecto llamativo puede ser clave para declinar la balanza hacia tu CV. Los certificados de nivel de idiomas están a la orden del día, pero cada vez más jóvenes se decantan por el voluntariado como un elemento diferenciador.
Al parecer esta experiencia añadida quizás no sea un factor decisivo en un proceso de selección, pero sí un elemento comodín para reforzar tu marca personal y conseguir una amplia red de contactos o networking. Los recursos humanos, por norma general, valoran positivamente las competencias personales derivadas de las acciones voluntarias. Es decir, se desarrollan habilidades sociales por el trabajo en equipo, una mayor sensibilidad y empatía que denotan una gran madurez. Las personas voluntarias poseen iniciativa y una organización y planificación del trabajo y del tiempo más eficiente. Son capaces de adaptarse a los cambios con flexibilidad y compromiso.
El voluntariado puede ayudarte en ocasiones específicas. El caso de candidatos con poca experiencia laboral previa es uno de los perfiles que más acuden a esta opción. También ayudan a justificar vacíos en el currículum. Hay personas que deciden frenar su carrera profesional para dedicarse a ayudar a los demás, y retomar más tarde su vida laboral. De otro modo, aquellas personas en paro, como ocurre en la mayoría de ocasiones, toman esta alternativa para mantenerse activos mientras buscan un empleo.
Hay que prestar necesaria atención a las retribuciones económicas y fraudes. Con la llegada de la crisis este tipo de actividades con fines sociales y no lucrativas han aumentado con el objetivo de no pagar la Seguridad Social. Las Inspecciones de trabajo deben responsabilizarse de que el supuesto voluntario no encubra una verdadera relación laboral. Sólo es posible una compensación de gastos. En este sentido a un monitor deportivo se ha de financiar costes derivados del desplazamiento, traslados, manutención, dietas, estancia, así como los vinculados a las actividades propuestas.
Queda entonces saber dónde ubicarlo dentro del currículum. Crear un subapartado dentro de la experiencia profesional es lo más aconsejado por Linkedin, mientras que Europass lo posiciona junto a las prácticas y otros empleos remunerados. Se recomienda no mezclarlo con la experiencia profesional, ya que al no recibir un salario no son equivalentes. Cuando se trata de un joven recién salido de las aulas, sí debe apostar por incluirlo en la experiencia laboral. Para citarlas adecuadamente empieza por el nombre de la ONG u organización benéfica, funciones específicas, causa benéfica y periodo de tiempo. Si es un voluntariado en el extranjero, precisar el país, así se demuestra al reclutador que posees de un cierto dominio del idioma.
Es importante adaptar el CV a cada oferta de empleo. Aunque cuentes con varias experiencias de voluntariado precisa las que mejor se amoldan a los requisitos de ese puesto. Sin embargo, cada vez es más común llevar tu currículum a una página web, creando un portfolio tú mismo. Aquí puedes acercarte más al reclutador, ofreciéndole una descripción detalla de tí mismo. Podrás extenderte e incluir toda tu experiencia laboral de principio a fin. Concretar cartas de recomendación de tus empleos y voluntariados, además de todas las posibilidades de diseño y edición interactivos y gratuitos.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here