Compre miel española, porque la de China "es una porquería"


Una campaña reivindica el producto nacional frente a la de procedencia asiática, con dosificador, que contiene jarabe de arroz

Un grupo de apicultores y mieleros de la provincia de Córdoba se han concentrado en Ronda de los Tejares para exigir del Gobierno de la nación que en el etiquetado de la miel aparezca la denominación “Origen España”, lo que evitará que se consuman productos de otros países y que poco o nada tienen que ver con la miel. El foco de sus críticas está en China, porque venden un “jarabe de arroz” al que le incorporan sólo un uno o un cinco por ciento de miel española y lo hacen pasar como producto nacional, lo que consideran “una porquería”.

Campaña en defensa de la miel española.  apicultores apicultor
Campaña en defensa de la miel española. /Foto: JC

Quien así se expresa es Fernando Morales, de Moramiel, que a su vez ha explicado que la miel que se vende con dosificador poco tiene que ver con el producto de calidad, ya que “si la miel no se puede rascar en el bote con una cucharita es una porquería”. Este comercializador ha criticado que “el mundo está desabejándose”, lo que conlleva un cambio en el hábitat natural que perjudica a este “producto sano”.
Por su parte, Lorenzo Ruiz, responsable apícola de COAG, ha señalado que esta protesta se realiza hoy de forma simultánea en distintos puntos de España debido a la grave situación que atraviesa el sector. La recolección de la miel se realiza entre los meses de agosto y septiembre, y la producción de este año “está en nuestros almacenes porque nadie la quiere; es la ruina total”. El problema está en que los envasadores de miel prefieren el producto sucedáneo que viene de China y esto ha llevado a pagarle a los apicultores españoles el kilo a un euro por debajo del coste de producción”.
La solución pasa porque en el etiquetado aparezca la denominación de “Origen España”, ya que si esto se llega a realizar, “quién va a comprar la de China”. Esta reivindicación se viene haciendo desde hace más de dos décadas y en todo este tiempo el Gobierno de España ha hecho oídos sordos a la misma. Para concienciar al consumidor, estos apicultores y mieleros han repartido octavillas en Ronda de los Tejares informando de que en el etiquetado actual “sólo te dicen que la miel es del planeta tierra y a menudo esconde productos de dudosa calidad y/o sucedáneos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here