Cajasur logra un beneficio de 20,3 millones en el tercer trimestre, un 21,9% más


El Grupo Kutxabank ha obtenido al final del tercer trimestre de 2018 un beneficio neto consolidado de 254,2 millones de euros

cajasur
Fachada de una oficina de Cajasur. /Foto: LVC

Cajasur
Cajasur./Foto: LVC

El Grupo Kutxabank ha obtenido al final del tercer trimestre de 2018 un beneficio neto consolidado de 254,2 millones de euros, un 10,1 por ciento más que en el mismo periodo de 2017, con una aportación positiva de Cajasur de 20,3 millones de euros, lo que significa un incremento del 21,9 por ciento respecto al mismo periodo 2017 y, además, su cuota de mercado en Córdoba ha crecido, situándose en el 38,4 por ciento.
Dicho resultado, según ha informado la entidad financiera, se ha logrado en un entorno macroeconómico “favorable”, en el que se perciben “síntomas de desaceleración, y un contexto de lenta estabilización de los tipos de interés, que continúan en negativo”. Asimismo ha añadido que diversos aspectos geopolíticos han motivado “un repunte de la volatilidad de los mercados y una caída de las valoraciones de los recursos fuera de balance”.
En este periodo, el negocio con clientes del Grupo Kutxabank ha elevado un 1,5 por ciento el Margen Básico, en un entorno de tipos de interés “negativos”, mientras que la contratación de nuevos préstamos hipotecarios ha crecido un 21,6 por ciento y los préstamos al consumo un 20,9 por ciento.
Esa contratación de hipotecas ha vuelto a situarse “en máximos”, con una “evolución positiva constante” en los últimos cuatro años, por encima de la media del mercado en casi todos los territorios en los que el Banco mantiene actividad. La financiación destinada por el banco vasco a la adquisición de viviendas ha crecido un 21,6 por ciento, al formalizarse hasta septiembre más de 14.500 nuevos contratos.
La financiación de activo circulante a pymes ha crecido un 12,6 por ciento, un 13 por ciento el descuento comercial y un diez por ciento la financiación para actividades de financiación exterior. La financiación total de las inversiones productivas de las pymes clientes se ha situado en 1.832 millones de euros, un diez por ciento más que en 2017.
La entidad ha reducido los activos dudosos en 426 millones y su tasa de morosidad se ha situado en el 4,41 por ciento, una de las “más bajas del sector”. El banco ha subrayado que ha alcanzado los objetivos “marcados” para los nueve primeros meses del año, gracias al “buen comportamiento del negocio con clientes”.
Excluido el negocio vinculado al riesgo promotor, la ratio de mora ha alcanzado el 3,6 por ciento. A esta mejora ha contribuido la reducción del volumen de activos dudosos, en 197 millones en los primeros nueve meses de 2018 y en 426 millones desde septiembre de 2017.

NIVELES PRECRISIS

La financiación formalizada por Kutxabank Kredit ha crecido un 20,9 por ciento con respecto al mismo periodo en 2017, hasta los 358 millones de euros. Según ha señalado la entidad, el saldo ‘vivo’ de estos préstamos se ha situado en niveles precrisis, al superarse la barrera de los 1.000 millones de euros.
Este crecimiento se ha logrado gracias a una tasa de morosidad de esta cartera inferior al uno por ciento, muy por debajo de la media del sector. En cuanto a las nuevas tecnologías, se ha registrado un incremento del 55 por ciento en el capítulo del aplazamiento de compras del programa Flexibuy, apoyado en un crecimiento de la financiación formalizada en tienda con el Crédito Comercio del 29 por ciento.
El ahorro vista ha crecido un 12 por ciento, un 0,9 por ciento los productos de previsión y un 3,9 por ciento los fondos de inversión. En este tercer trimestre, Kutxabank Gestión se ha situado como la tercera mayor gestora en suscripciones netas en fondos de inversión, con entradas netas por valor de 533 millones de euros hasta el mes de septiembre.
Las principales ratios de rentabilidad han avanzado en línea con las previsiones del Grupo. El ROE ha alcanzado el 6,30 por ciento (27 puntos básicos por encima del cierre de 2017), el ROTE es del 6,77 por ciento, y el ROA del 0,56 por ciento. Por su parte, la ratio de eficiencia se ha situado en el 57,5 por ciento.

MARGEN INTERESES ESTABLE

La cuota de mercado de Kutxabank en Euskadi ha vuelto a crecer al cierre de septiembre de este año, hasta situarse en el 37,7 por ciento, y del 38,4 por ciento en Córdoba.
El margen de intereses se ha mantenido “estable” y ha cumplido las previsiones marcadas por la entidad, ya que se ha situado en los 416,3 millones de euros. La evolución de la actividad de la banca comercial ha motivado un incremento del 3,5 por ciento en los ingresos por servicios. Con todo, el Margen Básico ha alcanzado los 706,9 millones de euros, y ha continuado creciendo de forma sostenible un 1,5 por ciento.
El incremento del 9,1 por ciento en el apartado de Dividendos y Puesta en Equivalencia ha impulsado el Margen Bruto, que ha alcanzado los 844,1 millones, un 2,8 por ciento más.
En cuanto a los Gastos de Administración, han caído un 5,2 por ciento, con un descenso del 3,7 en los gastos de personal, y de un 8,6 por ciento en los gastos generales, con lo que el Margen de Explotación ha registrado una evolución positiva del 14,7 por ciento.
La menor necesidad de saneamientos y provisiones ordinarias ha reducido este epígrafe hasta los 145,8 millones de euros, por la alta calidad y la evolución de la cartera crediticia del Grupo.
El beneficio antes de impuestos alcanza los 323 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 47,7 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.
El Grupo Kutxabank ha cerrado el trimestre a la cabeza del sector en términos de capital de máxima calidad, al superar el 16 por ciento. Esta situación le permite afrontar “con confianza” los resultados del ejercicio del stress test del ECB que se conocerán próximamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here