Arrancan las Escuelas Taller de la provincia


Un total de 14 de los 19 proyectos que componen el programa de Escuelas Taller y Talleres de Empleo en la provincia de Córdoba ya están en marcha

Un total de 14 de los 19 proyectos que componen el programa de Escuelas Taller y Talleres de Empleo en la provincia de Córdoba, es decir, casi el 80 por ciento, han arrancado esta semana, de forma que “210 desempleados ha iniciado así un año de formación y empleo por el que obtendrán certificados de profesionalidad tras desempeñar tareas que repercutirán en beneficio de su comunidad”.

escuelas
Escuela taller. /Foto: LVC

Así lo ha destacado, en declaraciones a Europa Press, el delegado de Conocimiento y Empleo de la Junta de Andalucía en Córdoba, Manuel Carmona, quien ha precisado que, con anterioridad, a finales del pasado mayo, se puso en marcha el primero los Talleres de Empleo, en Puente Genil, mientras que faltan cuatro iniciativas por hacerlo, tres en la comarca del Guadiato, que han solicitado aplazar su puesta en marcha para septiembre, y otra en Campiña Sur, que prevé empezar en julio.
Con estas cifras y según ha resaltado Carmona, la provincia de Córdoba sigue estando entre las primeras en poner en marcha la formación dirigida a desempleados, pues tiene “ya activos casi todas sus proyectos de Escuelas Taller y Talleres de Empleo, iniciativas éstas que cualificarán y ofrecerán experiencia profesional a 285 desempleados cordobeses, con una inversión de 4,9 millones de euros”.
Carmona ha incidido en que esta nueva edición del programa supone retomar casi por completo todas las actuaciones de Formación Profesional para el Empleo (FPE), y ha valorado que los nuevos proyectos que ahora se ponen en marcha “darán una oportunidad de mejora de la empleabilidad a colectivos castigados por la crisis, como los jóvenes con escasa cualificación y los parados de larga duración, a los que se da prioridad en el acceso a los proyectos”.
Entre las novedades de esta nueva edición, el delegado de Empleo ha destacado la priorización de los proyectos que permiten obtener un certificado de profesionalidad, gracias a lo cual los beneficiarios, cuando finalicen su participación, “además de mejorar su formación real, tendrán una acreditación oficial de sus nuevas habilidades profesionales”.
Otra novedad importante es que las entidades deben estar debidamente acreditadas para impartir las acciones formativas y contar con instalaciones homologadas, para el desarrollo de los programas formativos, lo que garantiza, en un grado superior, “que la formación impartida es de mayor calidad”, según ha apuntado el delegado.
Manuel Carmona./Foto: LVC

Esta nueva edición también introduce un adelanto del 75 por ciento del coste del proyecto a los ayuntamientos, para que puedan iniciar más fácilmente la acción formativa, así como la concurrencia competitiva, que garantiza la equidad en la concesión de las subvenciones, además de mejoras en el proceso de selección del alumnado y del personal docente.
Las Escuelas Taller y Talleres de Empleo son programas mixtos de empleo y formación cuyo objetivo es mejorar la ocupabilidad de los desempleados, jóvenes menores de 25 años y mayores de 25 años, respectivamente, con la finalidad de facilitar su inserción laboral, mejorando sus condiciones de empleabilidad.
Se trata de proyectos de carácter temporal en los que se alternan la formación con el trabajo, y en los que los participantes adquieren la formación profesional y la práctica laboral necesarias a través de un contrato, realizando obras y servicios de utilidad pública o interés social.
En el caso de las Escuelas Taller, los proyectos constan de dos etapas, una primera formativa de iniciación de seis meses, en la que el alumno trabajador recibirá formación profesional adecuada a la ocupación y una beca, y una segunda donde se complementa su formación en alternancia con el trabajo y la práctica profesional, siendo contratados por las entidades promotoras de los proyectos. Los beneficiarios acceden a una beca por el 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional, unos 550 euros.
En el caso de los Talleres de Empleo, recibirán la formación profesional adecuada a la ocupación a desempeñar en alternancia con el empleo y serán contratados por las entidades promotoras, cobrando el Salario Mínimo interprofesional (735 euros).
Los proyectos, de un año de duración, deben desarrollar productos o servicios de utilidad pública o de interés social, que posibiliten a los alumnos trabajadores la realización de un trabajo efectivo que, junto con la formación profesional para el empleo que reciben, procure su cualificación profesional y favorezca su inserción laboral.
En el caso de las Escuelas Taller los proyectos estarán relacionados con actividades de recuperación o promoción del patrimonio artístico, histórico, cultural o natural, también la rehabilitación de entornos urbanos o del medio ambiente, o la recuperación o creación de infraestructuras públicas.
Finalmente, los Talleres de Empleo se centrarán en actividades de interés público, social o artesanal que permitan la inserción a través de la profesionalización y adquisición de experiencia de los participantes.
La puesta en marcha de esta convocatoria se une al resto de medidas emprendidas por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, como la publicación a finales de abril de la nueva convocatoria para los cursos destinados a trabajadores ocupados, que cuenta para la provincia con casi 1,9 millones de euros y prevé beneficiar a unos 1.700 trabajadores en 120 cursos, o los cursos de formación para desempleados, de los que se van a beneficiar casi 2.300 parados con 151 acciones formativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here