Los frutos de la obra social de La Caixa


La entidad encontró una salida laboral para unos 500 cordobeses y, además, facilitó la creación de 16 empresas de autoocupación

Tanto Caixabank como la Fundación La Caixa han rendido cuentas ante las instituciones y sus principales clientes sobre el destino y los resultados de su obra social. Los datos no dejan lugar a dudas y, por ejemplo, señalado que durante el pasado año encontraron una salida laboral a casi 500 cordobeses que hasta ese momento sufrían las duras consecuencias del desempleo. Y esta medida la completaron con la creación de 16 empresas de autoacusación.

Directivos de La Caixa, con autoridades.
Directivos de La Caixa, con autoridades. /Foto: LVC

El subdirector general de Programas Sociales, Marc Simón, ha explicado que todos los programas que desarrolla la Fundación La Caixa en materia social están concienzudamente elaborados para buscar una mayor eficacia y para adelantarse a las necesidades que surgirán en el futuro. Así, señaló que actualmente “un 18 por ciento de la población tiene más de 65 años del porcentaje se duplicará en 2050, con la mitad de ellos con más de 80 años”. Para esto hay que estar preparados y en ello trabaja La Caixa.
En estos momentos desarrollan el plan estratégico 2016/2019 “con la misión de construir una sociedad mejor, más justa y con más oportunidades para quienes más lo necesita” con un trabajo que se caracteriza por la excelencia, visibilidad y rentabilidad.
El responsable de La Caixa para Andalucía Occidental, Rafael Herrador, ha detallado las diversas actuaciones que se desarrollan en esta zona de Andalucía, en donde al año se conceden más de 16.000 microcréditos, hay 5.487 viviendas sociales o se reparten 520 millones de euros en la denominada obra social descentralizada. Además, han repartido 21.000 pares de zapatos nuevos a niños en zonas de exclusión, más 80.000 lotes de material escolar, ayudas a 32 comedores sociales, entre otras medidas.
En el acto, María Isabel Linares, de Cruz Roja, ha explicado los pormenores del proyecto Incorpora, “para atender la inserción laboral de las personas que atendemos”, con una salida personalizada. El director de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Reina Sofía, Antonio Llergo, ha señalado que la ayuda prestada por la Fundación La Caixa sirve para “atender otras necesidades más allá de lo físico”. Un trabajador de la entidad, Julio Lucena, ha pormenorizado el trabajo de los voluntarios y Eduardo García, de la Fundación Prolibertas, ha contado su experiencia en el apoyo al comedor de los Trinitarias.