El 60% de la joyería española se fabrica en Córdoba


El grueso de los datos usados hasta ahora para analizar la importancia del sector de la joyería en la economía cordobesa estaban incompletos o se basaban en intuiciones de nulo rigor científico. Ahora, gracias a un estudio realizado por la Universidad Loyola y financiado por el Imdeec, ya se puede afirmar con propiedad, entre otras cosas, que el 60 por ciento de la joyería española está hecha en Córdoba o que el sector mueve al año, entre rentas del trabajo y del capital, suministros e importaciones, la cantidad de 138,3 millones de euros.

Manuel Alejandro Cardenete, Isabel Ambrosio y Milagrosa Gómez. joyería
Manuel Alejandro Cardenete, Isabel Ambrosio y Milagrosa Gómez. /Foto: LVC

Así, como ha señalado el catedrático de Economía de la Universidad Loyola Andalucía, Manuel Alejandro Cardenete, “se intuía que la joyería es importante pero nadie sabía cuánto de importante es”. Por esto, se ha realizado este informe sobre el impacto económico del sector en la economía provincial que se ha elaborado en base a datos de 2016, “un año que no fue uno de los más importantes y aún así los datos son muy positivos”, como ha resaltado la presidenta de la Asociación de Joyeros San Eloy, Milagrosa Gómez”.
Un dato destacado por Cardenete es el de que por cada euro que se invierte en la joyería cordobesa se generan 2,3 en la producción provincial, en un porcentaje que es superior, por ejemplo al que generan los distintos fondos europeos y que no pasan del 1,9.
El sector de la joyería en Córdoba tiene alrededor de 15.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos y por cada millón de euros que se incremente la producción se generan aproximadamente 672 nuevos empleos. Así, según este estudio, la importancia del sector de la joyería en la economía provincial es del 1,25 por ciento del PIB.
Milagrosa Gómez ha indicado que estos datos son el reflejo de la adaptación a los nuevos tiempos que ha tenido el sector, que ha pasado de una producción totalmente artesanal a otra industrializada con la incorporación de las nuevas tecnologías. Esto hace que Bruselas esté estudiando, en base a este arraigo histórico y a esta importancia en el presente, conceder la denominación de Indicación Geográfica Protegida, lo que será un valor añadido a una joyería cuya característica principal es el diseño y la calidad.
Por su parte, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha destacado la importancia de contar ya con “una radiografía” que ofrezca datos ciertos de la situación del sector joyero, que actualmente agrupa a un millar de empresarios pequeños y medianos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here