Unieléctrica duplica su facturación por cuarto año y llega a 311 millones


La empresa dobló su plantilla en el 2016 y en el 2017 aumentó en un 36%, la mayoría de ellas mujeres con una alta especialización

El grupo Unieléctrica ha vuelto a superar sus mejores previsiones y a duplicar su facturación bruta por cuarto año consecutivo, hasta llegar a los casi 311 millones de euros en el 2017, concretamente 310.929.684 euros. Todo ello después de cerrar 2014 con unos 40 millones de euros de facturación bruta, 2015 con 84,51 millones de euros y 7.177 clientes; 2016, y ya con su grupo, con algo más de 150 millones de facturación y unos 30.000 contratos y 2017 con los citados 311 millones de facturación bruta y 70.000 clientes, la mayoría de ellos, como viene siendo la línea de la comercializadora, pymes y autónomos.

Unieléctrica
Diego Montes, en la sede de Unieléctrica. Foto: LVC

Las cifras, con toda seguridad, mantendrán a la comercializadora de energías renovables Unieléctrica, con capital cordobés y sede en la ciudad califal, un año más como la primera de su género por volumen de facturación de Andalucía con sede en la propia comunidad (puesto que ya ocupa desde el 2015, según el anuario de Andalucía Económica), así como en otros listados económicos en donde ha entrado en el 2017, como el reconocimiento a nivel europeo de la LSGE, gestora de la bolsa de Londres, que situó a Unieléctrica entre las 1.000 empresas inspiradoras de Europa, incluyéndola entre las 70 españolas que sirven de modelo a las firmas del Viejo Continente por su crecimiento, métodos, éxito y filosofía. También Unieléctrica entró entre las cien primeras de Andalucía según el ránking de Andalucía Económica (5ª de Córdoba en facturación bruta), entre las 300 empresas gacelas (Iberinform) de España y la número 27 del país (y tercera de Andalucía) en el listado Cepyme500 de las mejores pequeñas y medianas empresas españolas.
También ha sido el primer año íntegro de trabajo en la nueva sede nacional de la compañía en Córdoba, que agrupa todos los servicios y departamentos anteriormente dispersos en un edificio inteligente y energéticamente eficiente que ha reaprovechado un antiguo inmueble de los años 50. El proyecto supuso una operación en torno a un millón de euros que se suma a otras iniciativas públicas y privadas para impulsar el barrio y la ciudad de Córdoba en general, tanto en el aspecto urbano como socioeconómico.
Capítulo aparte, la nueva sede alberga una joven plantilla de expertos que se duplicó prácticamente en el 2016 y que en el 2017, junto con los trabajadores del grupo, se ha incrementado de nuevo, en esta ocasión en un 36%, hasta llegar a 112. La mayoría de la plantilla son mujeres, como también lo han sido las incorporaciones realizadas este año.
Esta expansión se ha podido realizar gracias al incremento de clientes del grupo Unieléctrica, que a finales de diciembre del 2017 alcanzó los 70.000, en general negocios, instituciones públicas y establecimientos de autónomos y pequeña y medianas empresas, un sector en el que se pueden ajustar al máximos los márgenes de las energías renovables tras un estudio de eficiencia para los clientes, que pueden verse sorprendidos con bajadas en sus facturas que en ocasiones llegan hasta el 30%.
La implantación de Unieléctrica, extendida por todas las provincias peninsulares e insulares (mercado en el que entró ya en el 2016 con notable éxito) se ha consolidado en el 2017 especialmente en provincias como Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia y las de Andalucía, informa Diego Montes, director gerente de Unieléctrica. Así, el total de energía distribuida por Unieléctrica en el 2017 superó los 1,74 Terawatios, suficiente para mantener durante todo un año a una ciudad media de unos 200.000 habitantes.
Unieléctrica, que levantó su persiana hace poco más de cuatro años y medio, es una de las pocas decenas de comercializadoras certificadas como verdes por la CNMC, ya que el total de la producción que vende proviene de fuentes renovables, lo que le permite también a los establecimientos a los que surte distinguirse del resto con una mejor imagen social y ambiental, además de quedar mejor posicionados en diferentes procesos (concursos, negociaciones directas, etcétera) con las administraciones, recuerda Diego Montes.