Amplían los días de jornada continua en la construcción por el calor


Los trabajadores del sector reducirán su jornada del lunes al miércoles de la Semana Santa y tendrán festivo el viernes de la Feria de la Salud.

Los sindicatos UGT-FICA y la Federación de Servicios de CCOO han firmado con la patronal Construcor el calendario laboral del sector de la construcción para el año 2018, que contempla “notables mejoras para los miles de trabajadores de la construcción de la provincia” y que incluye el incremento hasta 54 días de jornada intensiva en los días de más calor del año en la provincia.
Dos trabajadores en una obra.  construcción
Dos trabajadores en una obra. /Foto: LVC

A este respecto, el secretario de Acción Sindical de UGT-FICA, Antonio Lopera, ha señalado en un comunicado que “este año se han podido aumentar los días de jornada intensiva con respecto a años anteriores”, pues, “prácticamente, la totalidad del exceso de jornada que permite lo pactado en el convenio colectivo lo hemos concentrado en potenciar la jornada intensiva en verano, para proteger a los trabajadores de las altas temperaturas que soportan la provincia durante los meses de junio, julio y agosto”.
Concretamente, la jornada intensiva en el sector de la construcción comprenderá desde el 18 de junio hasta el 31 de agosto, ambos inclusive, lo que hace el total mencionado de 54 días en los que se aplicará este tipo de jornada, que tiene como límite siete horas de trabajo, donde se recomienda que su inicio no se extienda más allá de las 7,00 horas, dándose por finalizada como máximo a las 14,00 horas.
También hay que resaltar que durante los días 26, 27 y 28 de marzo, que corresponden a lunes, martes y miércoles de la Semana Santa, se hará jornada continuada de cinco horas y, como todos los años, el viernes de la Feria de la Salud, el 25 de mayo, también tendrá la consideración de no laborable.
Por último, ambos sindicatos de la construcción señalan que ya se ha formado la mesa negociadora del convenio colectivo para el sector en los próximos años, que afecta a unos 15.000 trabajadores en toda la provincia, y que se empezará a negociar próximamente.