La asistencia de Cáritas, muy perjudicada por el recorte de la Junta


La institución eclesial ve reducida su asignación en 180.000 euros, provenientes de la casilla del 0,7 por ciento del IRPF

Cáritas
Salvador Ruiz./Foto: LVC

La reducción, de hasta un 48 por ciento, de las subvenciones a las entidades sociales que ha realizado la Junta de Andalucía perjudicará -y mucho- a numerosas entidades sociales. Un hecho que proviene del inicio de la gestión, por parte del ejecutivo autonómico, del 0,7 por ciento de la casilla que se asigna en el IRPF para proyectos de corte social. De tal forma que, el nuevo modelo de reparto afectará a instituciones como Cáritas Diocesana de Córdoba.
La cifra que la ONG de la Iglesia deja de percibir asciende a 180.000 euros. Una cantidad importante que, como ha indicado el secretario general de Cáritas Diocesana de Córdoba, Salvador Ruiz, los ha llevado a tener que “optimizar recursos al máximo, para que los pobres no sean los que sufran”. Si bien, la realidad que ha propiciado la Junta de Andalucía con este severo recorte implica que sea el servicio de ayuda a domicilio, que la institución eclesial lleva a cabo, el que se resienta. Y es que, en la actualidad hay 40 auxiliares profesionales prestando esta ayuda. De tal modo que, como ha desvelado Ruiz, las circunstancias van a obligar a “suplirlos por voluntarios”.
Cáritas hará, por tanto, todo lo que esté en su mano para no dejar de atender a quienes más lo necesitan (en este caso, se trata de personas de avanzada edad en su mayoría). Y, “aunque no se van a cerrar proyectos”, los mismos se verán sensiblemente afectados. De hecho, la institución ha relanzado varias campañas solidarias, de cara a seguir adelante en su labor. Un nuevo año, un nuevo compromiso; así como Alegra dos corazones con un solo gesto se erigen como dos iniciativas en este sentido. Una labor de concienciación a la sociedad cordobesa que, ya de por sí, como ha subrayado Ruiz “es muy solidaria”.