CECO celebra 40 años de "ayuda al desarrollo socioeconómico de la provincia"


El presidente de la CEA afirma que "la incertidumbre es el peor enemigo de la economía" y de los empresarios, que rehuyen de "la inseguridad jurídica"

La Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) ha celebrado el 40 aniversario de su creación con un acto en el que además de las primeras autoridades locales y provinciales, ha contado también con la presencia de los máximos dirigentes empresariales en Andalucía y de la pequeña y mediana empresa en España. El presidente de la patronal cordobesa, Antonio Díaz, ha destacado que en todo este tiempo transcurrido la organización que él encabeza “ha ayudado al desarrollo socioeconómico de la provincia”, así como ha subrayado que este objetivo se ha logrado desde “el diálogo con todas las administraciones”. CECO es en la actualidad la voz representativa de los empresarios en Córdoba, una provincia en la que cuenta con más de 20.000 empresas asociadas.

Acto del 40 aniversario de CECO.
Acto del 40 aniversario de CECO. /Foto: LVC

Además, en este acto, el presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Antonio Garamendi, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, han dicho que confían en que la “normalidad” vuelva a Cataluña tras las elecciones autónomicas que se celebrarán en dicha comunidad el próximo 21 de diciembre.
En este sentido, Garamendi ha señalado que para recuperar dicha “normalidad” en Cataluña se precisa “estabilidad” y ésta “la da un sistema”, es decir, “no la da un gobierno, ni un partido”, sino que “la da un partido en el gobierno y un partido en la oposición”, en conclusión, “la da un sistema” democrático, en el marco de un Estado de Derecho, que ofrece “seguridad jurídica” a los ciudadanos y a las empresas. En este contexto, ha opinado que el término “unilateral” no llevará la normalidad, ni la estabilidad a Cataluña, y que lo que debe hacerse es apostar por “la Europa de los ciudadanos”, lo cual implica “más Europa” y, por consiguiente, “ceder soberanía”, es decir, lo contrario de lo que defienden en Cataluña algunos “movimientos”, que son “lo contrario a lo moderno y al futuro”.
En cuanto a cómo está afectando el conflicto catalán a la economía y a las empresas españolas, el presidente de la Cepyme ha recordado que las previsiones de crecimiento de la economía española se ha rebajado en varias décimas, desde el tres por ciento pronosticado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), debido a “la crisis catalana”, que ha tenido también como consecuencia, según ha recordado, la salida de “3.000 empresas de Cataluña”, entre ellas “las grandes empresas, las que todos conocemos”, que se han marchado “con tristeza”, pero obligadas por la necesidad de contar con “seguridad jurídica”.
Por su parte, el presidente de la CEA, Javier González de Lara, ha abundado en el argumento, respecto a cómo afecta la crisis catalana a las empresas, en que “la incertidumbre es el peor enemigo de la economía” y de los empresarios, que rehuyen de “la inseguridad jurídica”, razón por la que ha dicho esperar que “la situación en Cataluña se normalice”, añadiendo, en este sentido, que las empresas son “un factor de la unidad de España” y también de “estabilidad social”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here