CCOO critica los presupuestos de la Junta para Educación


El sindicato denuncia que las cuentas para el año próximo no se corrigen los recortes aplicados por la Junta de Andalucía.

Presentado el Proyecto de Presupuestos Generales de la Junta de Andalucía para 2018, la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía considera que estos “no priorizan la educación al no corregir los recortes determinados en el Decreto de Recortes de ámbito estatal y que tan lealmente ha venido aplicando la Consejería de Educación andaluza”.

Alumnos en una clase. educación
Alumnos en una clase. /Foto: LVC

Según informa el secretario General de esta Federación de CCOO en Andalucía, Diego Molina, “las secuelas de los recortes son mayores en Andalucía porque han venido a incrementar los déficits crónicos existentes en nuestro sistema educativo”. Y es que, para CCOO, el horario lectivo del profesorado, el incremento del número de escolares por aula, la pérdida de atención a la diversidad en las aulas, por ejemplo, “no se corrigen definitivamente con estos presupuestos”.
“Estos presupuestos pueden atajar algunos problemas derivados de la aplicación de los recortes, pero son insuficientes para mejorar la calidad de nuestra educación en tanto que aspectos, como que las ratios sean superiores a la media de España o que sigamos siendo los penúltimos en inversión por alumnado, siguen presentes”, afirma Molina. Y es que, para CCOO, aunque la Consejería de Educación dispondrá de un 3,7 por ciento más de recursos, la Educación “pierde peso” en el conjunto del gasto público, una constante desde el inicio de los recortes. Así, aunque el Presupuesto global en 2018 excederá en más de 1.000 millones de euros respecto al año anterior, el presupuesto destinado a Educación no alcanza el nivel previo a los recortes.
Molina explica esta situación al indicar que “mientras en 2010 la Educación representaba el 21,75 por ciento del total del gasto en la inversión pública andaluza, en 2018 supondrá el 21,09 por ciento por lo que no se sustenta que la Educación constituya una de sus grandes prioridades de la Junta de Andalucía”.
CCOO valora que el Programa de Educación Secundaria y Formación Profesional sea el que más crezca, con un 6,2 por ciento, incrementando en 3.000 el número de docentes, pero sigue siendo netamente inferior al existente en 2010, máxime cuando los resultados educativos andaluces en estos niveles se van alejando progresivamente de las medias del Estado.
Molina señala que el Presupuesto en Universidades también crece un 4,4 por ciento, pero con una inversión global de casi un siete por ciento inferior a la inversión de 2010. Aun valorando la bonificación de precios públicos para los créditos aprobados en primera matrícula, para CCOO las grandes diferencias entre universidades requieren unos presupuestos que corrijan las tendencias de los últimos años y aseguren el cumplimiento de los acuerdos laborales con los trabajadores.
En personal de servicios educativos complementarios, el presupuesto sólo crece ligeramente en personal laboral lo que garantiza mínimamente el mantenimiento y funcionamiento administrativo de los centros y la ralentización de las políticas de privatización de servicios que CCOO ha denunciado de forma sistemática. No obstante, estos datos no solucionan la precariedad laboral de los monitores escolares, donde 632 trabajadores, mayoritariamente mujeres, siguen contratadas a tiempo parcial con jornadas incluso de 8 horas semanales y con contratos de 10 meses anuales para evitar las vacaciones.
Molina señala que otros gastos corrientes como el mantenimiento y conservación, presentan un recorte del 7,9 por ciento, adicional a ejercicios anteriores, “lo que va a estrangular aún más el funcionamiento ordinario de los centros, continuando el retroceso en inversiones de los centros, tanto en obra nueva como en reposición y rehabilitación.” En esa misma línea se sitúan, según informa CCOO, el servicio de apoyo a las familias en el ámbito educativo que sufre un recorte del 15,4% lo que afectará negativamente la igualdad de oportunidades y la conciliación familiar y laboral de la población andaluza.
Entre las políticas educativas de profundo calado social, a CCOO le preocupa que en Educación Infantil y Primaria decrezca el número de docentes en 273 personas, y en Educación Especial, en 176. Molina censura que “estos presupuestos no hagan uso del descenso de la natalidad para reducir la ratio y mejorar la atención educativa como se está produciendo en otras Comunidades Autónomas y se apueste por la educación pública y se evite la supresión de unidades públicas que en algunas áreas metropolitanas es sangrante”. Además, el recorte del 27 por ciento de la plantilla de Secundaria destinada a la atención de personas adultas resulta un grave error para avanzar en la inserción social de toda la población.
Molina finaliza indicando que “en la previsión de la Consejería de Educación sobre las condiciones laborales del profesorado de la enseñanza concertada, los presupuestos obvian la sentencia ganada por CCOO que obliga a restituir a los trabajadores la parte proporcional de la Paga Extra de 2012 recortada en los mismos términos que le fue restituida al profesorado de los centros públicos, con lo que la Consejería se declara en auténtica rebeldía judicial”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here