El hotel de Hotusa en García Lovera luce ya aspecto renovado


La Gerencia de Urbanismo concedió licencia en junio para la conversión del inmueble en un establecimiento hotelero de 45 habitaciones

El antiguo edificio de la Compañía Sevillana de Electricidad (luego Endesa) en la calle García Lovera avanza para convertirse en hotel de la cadena Hotusa. Tras la retirada de los andamios de la fachada recayente a la calle Alfonso XIII es ya visible el aspecto renovado de su fachada tras el proceso de limpieza y consolidación de los elementos de piedra y ladrillo que la conforman. La combinación de colores rojo y blanco luce ahora con mayor intensidad tras décadas de sufrir la polución de una calle que hasta hace poco tenía una alta densidad de tráfico.

Fachada a García Lovera del nuevo hotel de Hotusa.
Fachada a García Lovera del nuevo hotel de Hotusa. /Foto. JC

Los trabajos en la fachada se han desarrollado a lo largo de todo el verano, hasta el punto de ocupar la acera de la calle Alfonso XIII con andamios, lo que hizo que hasta ayer los peatones fuera derivados a la acera de enfrente. Ahora, con la fachada restaurada sólo resta los trabajos de acondicionamiento en su interior para convertirlo es un establecimiento hotelero de cuatro estrellas para la cadena Hotusa y un total de 45 habitaciones, algo para lo que la Gerencia de Urbanismo concedió la correspondiente licencia a finales de junio. Este será el octavo hotel que esta firma, bajo la denominación de Eurostars Hotel Company, gestiona en la capital.
La construcción de este inmueble se remonta a principios del siglo XX con la intención de albergar las oficinas de la Fábrica del Gas, ya que la producción de este combustible estaba en unas instalaciones junto al santuario de la Virgen de la Fuensanta. Estas oficinas pasaron con posterioridad a distintas firmas de suministro eléctrico: primero Mengemor, luego Sevillana y finalmente Endesa. Debido a su uso como oficina su interior se encuentra bastante alterado y quedan pocos elementos de la construcción original, aunque la fachada y los accesos, tanto por García Lovera como por Alfonso XIII, responden a los originales del proyecto. El edificio cuenta con un gran patio, en su lado sur, que ha sido usado como cochera.