Asaja considera "nefasta" la perdida de un 8,9% de producción de aceite


Para Fernández de Mesa, los datos de producción españoles, andaluces y de la provincia contrastan con los primeros aforos de diferentes organismos

Asaja-Córdoba considera “nefasta” para dicha provincia la producción de 243.700 toneladas de aceite que fija el primer aforo de aceite y aceituna, ya que esta cifra supone un descenso del 8,9 por ciento con respecto a la campaña recién concluida, opinando la patronal agraria que, “con esta escasez, no se debería producir tensión a la baja en los precios, sino todo lo contrario”.
Aceite de oliva. criterios nefasta
Aceite de oliva. /Foto: LVC

Según este informe, se prevé que se molturen en la provincia cordobesa 1.244.000 toneladas de aceituna y en Andalucía 4.302.500 toneladas. El mayor descenso de producción afectará a Jaén, situándose Córdoba en cuarto lugar, mientras que la media andaluza señala una bajada del 15,8 por ciento de cosecha respecto al año pasado.
La falta de precipitaciones y las altas temperaturas son las principales causas de este notable descenso. No en vano y tras una buena floración en primavera, el comportamiento climatológico posterior ha hecho estragos en el sector, pues, según ha señalado el presidente de Asaja-Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, “no se produjo el cuajado adecuado debido a las escasas precipitaciones, algo que, sumado a una primavera, verano y principio de otoño extremadamente secos y calurosos, ha traído estas consecuencias”.
Para Fernández de Mesa, los datos de producción españoles, andaluces y de la provincia contrastan con los primeros aforos realizados por diferentes organismos, en los que se apuntaba una ligera subida de la cosecha de aceite y aceituna.
De este modo, si en Andalucía, “cuna del olivar, baja la producción, pero la media mundial es más alta, podría darse una situación tan poco favorable respecto a los precios que no se corresponderían con nuestro descenso”, según ha afirmado el presidente de Asaja-Córdoba.
Sin embargo, Fernández de Mesa ha opinado que el mercado este año “estará bastante equilibrado, por lo que no debería darse ningún repunte a la baja en los precios, más bien todo lo contrario”. En esto también influirá notablemente el comportamiento de las precipitaciones durante este otoño, el próximo invierno y la posterior primavera.