La desnormalización de la conducta de fumar, "uno de los grandes logros de la sociedad"


En el Día Mundial Sin Tabaco, la OMS recuerda que el consumo de tabaco se lleva la vida de más de 7 millones de personas cada año

Hoy se celebra el Día Mundial Sin Tabaco y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda la amenaza que representa este producto para el desarrollo de los países de todo el mundo y hace un llamamiento a sus gobiernos para que apliquen medidas firmes de control del tabaco, como la prohibición de comercializarlo y publicitarlo, la promoción del empaquetado neutro de los productos que lo contienen, el aumento de los impuestos especiales y la prohibición de fumar en los espacios públicos cerrados y los lugares de trabajo.
Con ocasión de esta fecha, La Voz ha hablado con la doctora cordobesa Justa Redondo, especialista en adicciones, quien nos ha aportado algunos datos reveladores sobre cómo ha evolucionado la sociedad española desde que entrase en vigor la conocida ‘Ley antitabaco’ (2011) son sus correspondientes normativas y restricciones para los fumadores. “Uno de los mayores logros de la sociedad española en los últimos tiempos ha sido la desnormalización de la conducta de fumar”, señala la doctora. “Ha sido de suma importancia -incide Redondo- dejar de ver como algo normal fumar en los bares, en los hospitales, el en trabajo o en los estadios deportivos”. “Esto ha ayudado muchísimo a que hayan bajado notablemente las cifras de consumidores de tabaco”, añade.
En cuanto a las enfermedades más estrechamente vinculadas al consumo del tabaco, la especialista en adicciones afirma, que “ahora es normal que suban los índices de mujeres que padecen infartos y cáncer de pulmón, ya que se han ido incorporando más tarde a esta conducta”. “De ahí, que enfermedades que eran predominantemente masculinas ya hayan dejado de serlo”, continua. Asimismo, la doctora, que precisamente “a las mujeres les cuesta más dejar de fumar que a los hombres”. Lo cierto, es que cada vez más hombres están dejando de fumar porque toman conciencia de los riesgos de salud que conlleva este hábito.
Por otra parte, Justa Redondo hace un especial hincapié en los pacientes con problemas psíquicos que fuman. “En contra de lo que muchos piensan, diversos estudios demuestran que el dejar de fumar favorecería el desarrollo de los enfermos mentales, para nada, implicaría un deterioro de su enfermedad, le generaría en todo caso beneficios”, subraya la doctora.
En cuanto a la publicidad del consumo, a Redondo le llama mucho la atención que siga haciéndose publicidad del tabaco en populares series de televisión, aún estando totalmente prohibido. “Este tipo de publicidad es muy eficaz y sirve de modelo sobre todo para los jóvenes, que son los más vulnerables porque no son conscientes de que pueden llegar a morir por fumar, por lo que habría que tomar serias medidas para evitar que siga dándose esta promoción, pero ahí detrás juega un papel muy importante la industria del tabaco”, destaca la doctora. Hay que recordar que la edad media de iniciación al tabaquismo en España está en los 13 años, siendo los jóvenes españoles los más precoces en este hábito de toda Europa.
Por su parte la OMS está realizando durante estos días distintas campañas en las que recuerda, entre otras cosas, que el consumo de tabaco se lleva la vida de más de 7 millones de personas cada año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here