Cajasur aumenta su beneficio un 63,8 % más que en 2016

31

Según Cajasur, "ha obtenido un beneficio neto de seis millones de euros durante el primer trimestre de 2017, un 63,8 por ciento más que el año anterior"

Cajasur ha obtenido un beneficio neto de seis millones de euros durante el primer trimestre de 2017, un 63,8 por ciento más que el mismo periodo del año pasado, en el marco del resultado global del Grupo Kutxabank, que durante los tres primeros meses del año se ha situado en los 90,2 millones, un 20,1 por ciento más respecto a 2016, en línea con los objetivos de crecimiento marcados por la entidad para este año.

Oficina de CajaSur. /Foto: LVC

Según ha informado Cajasur, en el primer trimestre de 2017, dicha entidad con sede en Córdoba ha formalizado 142 millones de euros en nuevos préstamos hipotecarios y 93 millones de euros en préstamos personales, con un crecimiento en el volumen formalizado del 38 por ciento con respecto al primer trimestre de 2016. Esta “decidida apuesta” de Cajasur por facilitar el crédito a particulares se ha complementado con un “espectacular” crecimiento del 44 por ciento en la financiación concedida a empresas, con más de 89 millones de euros en nuevas operaciones de financiación de activo circulante.
Los recursos de clientes avanzan también por encima de las previsiones, tanto por el buen ritmo en la captación, como por la evolución de las valoraciones de los productos fuera de balance. Así, Cajasur continúa un año más en tasas de crecimiento interanual en torno al cuatro por ciento, con más de 67 millones de euros contratados en productos fuera de balance: planes de pensiones y fondos de inversión, el 90 por ciento a través del producto estrella: las carteras de fondos de gestión delegada.
Tanto en Cajasur, como a nivel del Grupo Kutxabank, la evolución del negocio con clientes ha sido uno de los factores fundamentales en la mejora del resultado, que se ha producido de nuevo en un entorno de tipos de interés persistentemente adversos. Este factor penalizador se ha visto compensado en cierta medida por el mayor ritmo en la contratación de productos de financiación por parte de las empresas, el crecimiento sostenido del nuevo crédito destinado a particulares y familias -tanto en préstamos hipotecarios, como en consumo-, los ingresos derivados del negocio asegurador, y un ritmo creciente en la captación y la valoración de los recursos de clientes, en especial de los productos fuera de balance, citados anteriormente, que han mejorado notablemente la aportación de ingresos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here