IU pide a la Junta que "rectifique" y no cierre los laboratorios agrarios


En el caso de Montilla, el 95% de la actividad de sus laboratorios se centra en el análisis de vinos y derivados de vinos y vinagres de la denominación de origen

El grupo parlamentario de IULV-CA ha interpelado, durante la pasada sesión de control al ejecutivo, a la Consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural sobre la intención del Consejo de Gobierno de modificar el mapa de laboratorios de análisis y producción agroalimentarios para cerrar alguno de los actualmente en funcionamiento, lo que supondría “un ahorro para la administración y un drama para el sector agrario andaluz”.

Laboratorios.
Laboratorios. /Foto. LVC

IU explica que “el Proyecto de Decreto por el que se regula la Red de Laboratorios Agrarios y Pesqueros de la Junta de Andalucía (RLAP) supondría el cierre de varios de estos laboratorios, algunos de ellos inaugurados no hace relativamente mucho tiempo y cuya puesta en funcionamiento se llevó a efecto mediante la inversión de cifras nada despreciables de fondos FEDER”. Así, de los 19 laboratorios actuales van a quedar doce y, entre los siete que cierran o se trasladan están, Montilla, Jaén o Aracena.
“Si se cierran los laboratorios”, señala la organización, “las inversiones podrían tener que ser devueltas a la Unión Europea de interpretarse que no cumplieron la finalidad de las subvenciones para las que fueron destinadas, y que era proporcionar apoyo al sector agrícola y ganadero andaluz, mediante la vertebración de los servicios de la Junta de Andalucía en las zonas rurales de la Comunidad Autónoma. Por tanto, quedaría en entredicho con el desmantelamiento de parte de los laboratorios de la red”.
El previsible cierre por parte de la Junta de algunos laboratorios agrarios “obligará a los agricultores a desplazarse para el análisis de las muestras”. Desde IU Andalucía consideran que “con medidas como la que se pretende tomar, se dificulta de manera clara el desarrollo y mantenimiento de la actividad agrícola y ganadera en el territorio afectado, y se contribuye a la despoblación y subdesarrollo de las zonas rurales”.
En concreto, en el caso de Montilla, los mismos representantes de los trabajadores, que se han puesto en contacto con la parlamentaria de IULV-CA por Córdoba, Elena Cortés, manifiestan que “si bien en el proyecto de Decreto se garantiza los derechos laborales de los trabajadores adscritos a los centros que se cierran o trasladan y, por lo tanto, no está en peligro nuestro puesto de trabajo ya que nos piensan ‘reubicar’ en puestos cercanos a donde se encuentra el laboratorio, nos oponemos al cierre del laboratorio porque no entendemos que un laboratorio, en el que el 95% o más de los análisis que realiza están basados en el vino, derivados de vino y vinagres, se traslade fuera de la zona de más producción vitivinícola (en nuestro caso Montilla-Moriles), con el perjuicio para la zona, para bodegueros, cooperativas vitivinícolas, etc., de la denominación de origen Montilla-Moriles”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here