Gran recogida de Alimentos para que Córdoba no pase hambre


El Banco de Alimentos está presente en 169 supermercados de toda la provincia para que conseguir que los comedores sociales esté surtidos y ayudar a quien no llega a final de mes

Más de 3.000 voluntarios de toda la provincia hacen turnos en los supermercados con sus petos blancos con el logotipo de celeste del Banco de Alimentos en la que está siendo su “gran recogida”, una campaña para recolectar alimentos para todos los que lo necesitan.
“Los cordobeses, al menos en este barrio, son muy generosos” contó ayer a este periódico Alejandro, estudiante de la Facultad de Ciencias del Trabajo que colaboró ayer junto a otros compañeros de clase en el supermercado Deza de Ronda del Marrubial donde a media tarde, ya había dos cajas enormes casi llenas y dos carritos más con varios paquetes de legumbres y pasta. “Hay hasta excedentes de arroz, pasta y galletas”, explicó.

El profesor Cañas Madueño, a la izquierda con los alumnos de Ciencias del Trabajo ayer en Deza recogiendo alimentos. Fuente: LVC.
El profesor Cañas Madueño, a la izquierda con los alumnos de Ciencias del Trabajo ayer en Deza recogiendo alimentos. Fuente: LVC.

Es su primer contacto con el Banco de Alimentos pero Alejandro contó que la tarde se hace amena porque la gente es muy agradable. El perfil de persona que se acerca a colaborar es variado: gente joven, personas mayores, mediana edad. “Me ha sorprendido un grupo de chavales que estaban comprando para salir y han colaborado y también una señora a la que se le había olvidado al salir y nos ha dado diez euros para gastarlos en comida”.
Junto a él y a otros compañeros estaba el profesor de Economía y Contabilidad Juan Antonio Cañas Madueño de la Universidad de Córdoba, un académico que en vez de retoricismos utiliza un lenguaje directo para valorar la importancia de esta “economía solidaria” para el funcionamiento de una sociedad que “está saliendo de la crisis”.
Preguntado por la “mala prensa” que tiene a veces el sector financiero, Cañas explicó que “no sabemos hacer uso de la Economía solidaria” porque “significa mucho” para “la situación y las necesidades que viven los ciudadanos desde hace bastantes años”. El profesor considera que “la gente es muy solidaria” y sin iniciativas como la del Banco de Alimentos “la cosa sería mucho peor”.
A su juicio, este tipo de solidaridad es difícil que la asuma el Gobierno porque “en estos tiempos difíciles todos debemos de contribuir, instituciones, empresas y ciudadanos” porque “no podemos acabar con las instituciones financieras” pero debemos de ser conscientes de la ayuda que han recibido mientras que el ciudadano lo que está sufriendo es ser “un trabajador empobrecido”.
Sin embargo, con su peto identificativo y una sonrisa, el profesor se mostró optimista: “algo está cambiando”, despacio, pero vemos más movimiento, se nota otro ambiente en la calle. Y todo ello, a pesar del mal tiempo de ayer también se notó en el trajín de paquetes que los vecinos iban entregando constantemente a los voluntarios que ordenaban cuidadosamente para ser ser recogidos al final de la jornada y almacenados para su distribución.
Hoy continúa la campaña así es que, quien aproveche para apurar el ‘Black Friday’ no se olvide de pasar por el “súper” para contribuir a que Córdoba no pase hambre gracias al Banco de Alimentos.