135000 dosis de vacunas contra la gripe listas para Córdoba


La temporada de la gripe dura de octubre a mayo, ocurriendo la mayoría de los casos entre diciembre y principios de marzo. Pero la vacuna antigripal se suele ofrecer entre septiembre y noviembre

Aunque estemos pasando calor y cueste trabajo pensar en clave otoño, con la llegada de octubre llegan también a las farmacias y a los centros de salud las vacunas antigripales y este año no iba a ser diferente. Todo esta apunto y a la espera de que el SAS confirme cuando da el pistoletazo de salida a la campaña oficial, ya pueden adquirirse en farmacias las vacunas para este año a un precio similar al del año pasado, unos ocho euros.
vacunaLa temporada de la gripe dura de octubre a mayo, ocurriendo la mayoría de los casos entre finales de diciembre y principios de marzo. Pero la vacuna antigripal se suele ofrecer entre septiembre y mediados de noviembre. Ponerse la vacuna antigripal antes de que la temporada de la gripe esté en pleno apogeo da al cuerpo la oportunidad de desarrollar la inmunidad (o la protección) contra el virus. Aunque lo mejor es vacunarse en cuanto la vacuna esté disponible, ponerse la vacuna más adelante también ayuda. Incluso aunque se administre tan tarde como en enero, aún quedarán varios meses de la temporada de la gripe, por lo que seguirá siendo una buena idea protegerse.
Las recomendaciones de vacunación antigripal tienen como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por ello, deberán ir dirigidas fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe, a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones y aquellas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad.
Unas medidas higiénicas adecuadas contribuyen a evitar la transmisión de determinadas enfermedades. En este sentido, en caso de tos o exceso de mucosa utilizar pañuelos desechables para tapar la boca y la nariz cuando se tosa o se estornude, mantener una correcta higiene de manos y evitar el contacto de las manos con la boca y los ojos. Extremar las medidas higiénicas mencionadas anteriormente en los lugares donde exista aglomeración de personas o en trabajos de cara al público, donde cobra especial importancia el lavado periódico de las manos, que evita multitud de enfermedades que se transmiten por esta vía.
La gripe es una enfermedad causada por un virus y actualmente no hay medicación para acabar con estos microorganismos. Esta gripe, como la gripe de todos los años, se comporta de manera leve con lo que el tratamiento consistirá en medicación para paliar los síntomas, medicación para la fiebre, para la congestión… y se indica al paciente que permanezca en casa descansando y mitigando los síntomas asociados.