El obispo de Córdoba inicia la Visita “Ad Limina” a Roma


Los obispos de la Provincias eclesiásticas de Sevilla, Granada y Merida-Badajoz han celebrado la misa en la Basílica Papal de San Pedro

La visita “Ad Limina” de las provincias eclesiásticas de Sevilla, Granada y Mérida-Badajoz ha comenzado hoy lunes, 17 de enero, con la celebración de la misa en la Basílica Papal de San Pedro, presidida por el arzobispo de Granada, monseñor Francisco Javier Martínez. Se abre así este viaje quinquenal a “los umbrales de los apóstoles” para rendir cuentas del estado de nuestra diócesis y orar ante los sepulcros de los apóstoles Pedro y Pablo.

El Código de Derecho canónico establece que cada cinco años, el Obispo diocesano debe presentar al Romano pontífice una relación sobre la situación de su diócesis, según el modelo determinado por la Sede Apostólica y en el tiempo establecido por ella y, en su canon 400&1, indica que los prelados veneren los sepulcros de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo en ese viaje a Roma.

En el día de hoy, los Obispos tienen previsto reunirse con el Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, la Congregación para la Doctrina de la Fe, así como el Dicasterio para los laicos, la familia y la vida.

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha recordado que este encuentro con el Papa ante los sepulcros de los apóstoles Pedro y Pablo configura un “momento fuerte de comunión eclesial entre la diócesis de Córdoba con su Obispo y el Papa de Roma, Obispo de la Iglesia Universal”. El prelado evoca la Carta a Los Gálatas y aquel viaje del apóstol Pablo para consultar con Pedro si ambos anunciaban el “mismo Evangelio”, es el sentido de este viaje: viajar a Roma para escuchar al Papa después de haber informado detenidamente de todos los aspectos de la Diócesis de Córdoba. La visita “Ad Limina” supone cada cinco años escuchar orientaciones y propuestas y participar de la comunión eclesial porque “creemos en el mismo Señor Jesucristo y vivimos esa comunión de los apóstoles” que tienen al frente al sucesor de Pedro, el Papa Francisco.

Mañana martes, la jornada comenzará con la celebración de la santa misa votiva por la Iglesia según el misal romano, en la Basílica Pontificia de San Juan de Letrán, presidida por el arzobispo de Mérida-Badajoz, monseñor Celso Morga.