Antonio López Peláez, hermano mayor de la Pastora de Capuchinos: “Vamos a buscar que el efecto en la calle sea el de la Virgen en su paso”


En la siguiente entrevista, el responsable de la corporación avanza algunos de los detalles de la próxima salida procesional

exposición antonio
Traslado a la Catedral de la Divina Pastora de Capuchinos./Foto: Luis A. Navarro
exposición pastora
Traslado a la Catedral de la Divina Pastora de Capuchinos./Foto: Luis A. Navarro

Es jueves por la tarde. Hace muy pocas horas el alcalde de la capital cordobesa ha anunciado que se retomará el culto externo de las hermandades en la calle. Esto es, las procesiones. Es la noticia más esperada y el redil eucarístico de la Divina Pastora de Capuchinos emite un comunicado en el que enuncia lo que los cofrades llevan año y medio esperando, a la Virgen en la calle. Hablamos con el hermano mayor, Antonio López Peláez, quien nos confiesa que lo están viviendo con ilusión, intensidad y trabajo por delante.

Quedan dos semanas para volver a caminar hacia la normalidad y contemplar como la fe de un pueblo es pública, popular e intensa. Antonio nos cuenta cómo ha sido el tiempo previo al anuncio, la labor que tienen por delante y las novedades que trae el regreso de la Divina Pastora a las calles de la ciudad.

¿Cómo reciben la noticia?

Es curioso que fue la última imagen de la Virgen María que salió antes de que nos confinaran. La Divina Pastora fue la última Virgen que salió a la calle y va a ser la primera que salga a la calle. Nada más que de pensarlo se me eriza el pelo. 

Estamos llenos de ilusión, todavía no nos lo creemos y, sobre todo, con dos semanas de trabajo muy intensas, porque nunca habíamos preparado una salida en dos semanas. Es tan intenso y en tan poco tiempo que lo vamos a disfrutar a toro pasado.

Pero han sido meses de un gran trabajo previo ¿Ha sido muy difícil llegar hasta aquí?

El hermano mayor de la Pastora de Capuchinos, Antonio López Peláez (izqda.), durante el programa La Voz de las Cofradías.
El hermano mayor de la Pastora de Capuchinos, Antonio López Peláez (izqda.), durante el programa La Voz de las Cofradías.

Cuando hay ilusión las dificultades no se ven. Es cierto que ha sido laborioso. El redil no está agrupado y, entonces, hemos hecho la gestión entre el redil y el Ayuntamiento, al cual le tengo que dar las gracias, porque Marián (Aguilar) nos ha tratado de una forma exquisita. Y también con Salud, hice dos visitas y me explicó qué hacer y qué no hacer, y demás. Actuamos con un protocolo y se presentó. Todo ha sido ir hablando con Marián que es la persona con la que hemos tenido el contacto.

También han estado pendientes de la evolución de la pandemia.

Totalmente. Entraba todos los días para ver los contagios, las UCI, el número de ingresados, rezando porque bajaran. Pero no por ver a las cofradías en la calle, sino porque necesitamos una normalidad en todos los sentidos.

¿Cómo espera que reciba Córdoba a la Divina Pastora?

Espero y trabajo para que sea con la misma ilusión con la que nosotros estamos preparando esta salida. Sé que Córdoba es cristiana, cofrade y espera con una alegría a la Virgen en la calle.

No va a haber cuadrilla de costaleros.

Esa es una de las cosas que nos han sorprendido, porque hay cofradías fuera de Córdoba que van a salir a costaleros y nosotros aprobamos la salida a costaleros, vacunados y con test e antígenos dos horas antes. Al haber un decreto es tontería luchar contra eso. Entonces, hemos estado haciendo gestiones y hemos encontrado una parihuela de orfebrería de la provincia de Córdoba, de la hermandad de los Dolores de Castil del Campos. Tiene unas dimensiones muy similares a las de un paso de palio. Lo que queremos es que, aunque sea en parihuela, vamos a buscar que el efecto en la calle sea el de la Virgen en su paso. Estamos también en fase de solicitar unos candelabros arbóreos, acordes a la parihuela.

El día anterior a la salida de la Virgen celebrarán un rosario público.

Antonio López Peláz y Miguel Ortiz durante la presentación del diseño del Simpecado de la Divina Pastora./Foto: Francisco Patilla
Antonio López Peláz y Miguel Ortiz durante la presentación del diseño del Simpecado de la Divina Pastora./Foto: Francisco Patilla

Ese día vamos a tener una Misa de hermanos en la que habrá imposición de medallas y lo esperamos con muchísima ilusión, tanta como la del día 18. Va a participar el coro de la hermandad del Rocío y, durante el transcurso de la Eucaristía, se bendecirá el simpecado. Al término de la bendición se va a rezar el rosario por las calles de la feligresía, que será en torno a 40 minutos. En la calle, la parte musical la va a llevar a cabo el quinteto de metales de la hermandad.