El Consejo de Ministros declara zona catastrófica a Villaharta pero no a Alcaracejos


La Junta de Andalucía pedirá una rectificación y lamenta que el criterio utilizado no contemple el grado de afección medioambiental

Incendio en el Puerto del Calatraveño / Foto: Infoca

Alcaracejos no recibirá las ayudas estatales que sí obtendrán los municipios declarados como zonas afectadas gravemente por emergencias de protección civil (ZAEPC) por los recientes incendios forestales que han sufrido cinco provincias andaluzas este verano, además de provincias de otras 12 comunidades autónomas. En todos los casos, estos incendios alcanzaron tal gravedad que las administraciones competentes (las comunidades autónomas) se vieron obligadas a activar sus respectivos planes de protección en una situación operativa de entidad (niveles 1 o 2), tal y como establece el Plan Estatal General de Emergencias (PLEGEM) aprobado el pasado 15 de diciembre por el Gobierno para acceder a la declaración de ZAEPC. Fue el caso de Villaharta, pero no de Alcaracejos, a pesar de la extensión de los daños. 

Las áreas de Andalucía declaradas ZAEPC son las afectadas por los incendios registrados en Jun, Taha- Capileira, en la provincia de Granada; El Ronquillo en Sevilla; Villaharta en Córdoba; Tarifa en Cádiz; y Bonares y Lucena del Puerto en la provincia de Huelva.

Como explica una nota informativa remitida por la subdelegación del Gobierno en Andalucía se trata, en todos los casos, de emergencias de protección civil de grandes proporciones que han provocado daños personales, en infraestructuras y en bienes públicos y privados, así como daños en cultivos y explotaciones agropecuarias, polígonos industriales y otras instalaciones productivas.

5df881aa e768 4566 adda 71e9d355a606 1
Zona quemada en Villaharta / Foto: GA

“Estos daños no han podido ser identificados y cuantificados con la precisión necesaria para determinar las ayudas destinadas a paliar tales perjuicios, por cuanto la fase de recuperación, iniciada inmediatamente después de la de intervención, no ha finalizado todavía”, informan desde la subdelegación. 

Pese a no disponer de una estimación definitiva de los perjuicios ocasionados por estas catástrofes, el Gobierno ha valorado que la magnitud de sus efectos, las medidas que ha sido necesario adoptar  “para paliar la grave perturbación de las condiciones de vida de la población” y conseguir el pleno restablecimiento de los servicios públicos esenciales. Es por ello, según el comunicado,  que se  justifica la intervención de la Administración General del Estado “por solidaridad interterritorial y para complementar las actuaciones que, en ejercicio de sus competencias, tienen encomendadas las administraciones públicas territoriales”.

La Junta de Andalucía no está de acuerdo

El delegado territorial de Desarrollo Sostenible en la provincia de Córdoba, Giuseppe Aloisio, ha señalado que la Junta de Andalucía va a solicitar al Gobierno de España una “inmediata rectificación” del decreto acordado para que no excluya al municipio de Alcaracejos como zona gravemente afectada por incendios forestales.

Como quiera que ello ha sido determinado en el Consejo de Ministros por el establecimiento o no del nivel 1 o 2 de alarmas, desde la Junta se puntualiza que en Andalucía, el nivel 1 se activa “en aquellos incendios que, pudiendo ser controlados con los medios de extinción incluidos en el Plan Infoca, se prevea por su posible evolución, la necesidad de la puesta en práctica de medidas para la protección de personas y de los bienes no forestales que puedan verse amenazados por el fuego”. Igualmente se declara el nivel 2 cuando “a solicitud de la Dirección del Plan Infoca, sean incorporados medios estatales no asignados a dicho Plan, o puedan comportar situaciones de emergencia que deriven hacia supuestos en los que esté en juego el interés nacional”.

El de Alcaracejos arrasó más de 600 hectáreas, pero no fue necesario elevar el Nivel 0. “No se puede dejar a ningún municipio fuera solo utilizando como criterio el nivel de emergencia declarado durante el incendio”, ha subrayado Aloisio. 

 

A través de una nota informativa, el delegado territorial añade que el criterio adoptado se aleja del verdadero grado de afección medioambiental y se rige por una medida exclusiva de protección civil, lo cual desvirtúa la declaración de riesgo potencial de cara a las ayudas estatales. “¿Así es como el Gobierno de Pedro Sánchez va a luchar contra el cambio climático? ¿Si se quemase, por desgracia, un pinsapar de Sierra de las Nieves o Grazalema, al no afectar a población y mantener un nivel 0, no sería declarada zona catastrófica?”, se ha preguntado Aloisio, quien ha apelado a la responsabilidad de todos los representantes políticos andaluces por el bien común de nuestros municipios: “Generar confusión en la sociedad sin repasar cuáles son los criterios para la activación de los niveles de emergencia demuestra un total desconocimiento del dispositivo y mala fe. Todos debemos aunar esfuerzos sin dar lecciones ni repartir carnets de buenos gestores”.

giuseppe aloisio foto jesús caparrós 04

El delegado territorial ha añadido además que echa en falta un mayor reconocimiento a los profesionales del Plan Infoca “por parte de quienes están tratando de sembrar dudas sobre la actuación llevada a cabo, que ha evitado una catástrofe mucho mayor y que sí ha sido reconocida por los alcaldes y concejales afectados”.