Olga Caballero: “Eso es lo que quiero para la Agrupación, que todas las hermandades sean una gran familia”


Olga Caballero./Foto: Jesús Caparrós
Olga Caballero./Foto: Jesús Caparrós
Olga Caballero./Foto: Jesús Caparrós

Llegó a la hermandad de la Esperanza con 17 años. Venía de Sevilla y sus devociones estaban en El Cachorro y la Trianera. Su padre fue capataz de los Dolores de Ceuta y ella había limpiado plata y jugado de niña en una de las cunas de la Semana Santa andaluza, Triana.

Con ese bagaje, Olga Caballero llegó a Córdoba y a su hermandad del Domingo de Ramos y, como ella misma cuenta en la siguiente entrevista, comenzó limpiando candelabros en la Esperanza. De ahí llegó a convertirse en hermana mayor y en la tercera mujer que dirigía una cofradía en la capital. Esta noche puede seguir escribiendo su historia cofrade, al convertirse en la primera fémina que presida la Agrupación. Con la formación por bandera, a continuación, la todavía candidata no elude ninguna cuestión.

¿Cuándo decide dar el paso de presentarse?

En principio, no iba a presentarme a presidenta porque ya creía que había terminado mi vida cofrade, prácticamente. Fui al Congreso de los Laicos y vi que allí había una fe muy grande. Francamente, me impresionó. Y pensé en estar otros cuatro años, para ver si se puede solucionar la formación de las juntas de gobierno y de los cofrades en general.

¿Qué proyecto de formación tiene?

Olga Caballero./Foto: Jesús Caparrós

Los cofrades tenemos qué saber dónde nos metemos. Queremos impulsar la formación espiritual de los cofrades y en materias específicas propias de los cargos de las juntas de gobierno. Para ello se pondrán todos los medios necesarios para la realización de cursos, ponencias, manuales, etc. Con un plan de formación contemplará apartados específicos para poder desarrollar las necesidades propias de las hermandades, tales como el manejo de las nuevas tecnologías, legislación específica, protocolo, etcétera. Por otra parte, se proporcionaría cobertura para la organización de la formación en las propias hermandades si lo requieren.

¿Barajaríais que, como se ha hecho en otros lugares, para entrar en una junta de gobierno hubiera que tener esa formación?

No. Creo que cada persona sabe dónde va a entrar y lo que van a trabajar y a quién pertenecemos. La gente se está moviendo muchísimo y cuando van a la Iglesia son espectaculares. Pero para fortalecer esa cantera, a hermanos mayores, secretarios, priostes, tesoreros, mayordomos… ir formándolos un poquito más.

No estoy sola, habrá que llevarlos a la mesa de junta, se estudiará ese borrador y se decidirá si se sigue con él o se empieza uno nuevo

A nivel individual de las cofradías, ¿cómo percibe esa formación?

Todavía no lo estoy trabajando porque no he entrado. Cuando lo haga empezaremos a estudiarlo, prepararlo, se ofrecerá como se han ofrecido otros cursos anteriormente y esperemos que sea positivo.

¿Qué destacaría de su programa?

Sobre todo la formación. También hay un punto nuevo, que es el jurídico, nunca lo ha habido en la Agrupación. Lo representa Manolo Bonilla, que es el vocal. Es muy importante hoy en día en relación con la protección de datos, con Hacienda. Creo quehay que estar formando en ese sentido, porque no todo el mundo es abogado. Ya se hizo el curso de tesorería, por Paco Sanmiguel, y ahora vamos a profundizar en este aspecto.

Hacienda ya cobra el IVA de los abonos de carrera oficial ¿Va a repercutir de cara a la subvención?

Este año se ha devuelto todo. Repercutir a la hora de repartir, no. porque eso realmente es un dinero que va para Hacienda y lo paga el abonado.

Entiendo que no ha habido descenso en la demanda de palcos.

No. La verdad es que se habían vendido todos los palcos y los abonos de sillas, aunque no todas las sillas no son abonadas y eso no se puede saber porque no ha habido procesiones de Semana Santa.

No es que la subvención no esté, ni he dicho que se vaya a quitar. Pero si es cierto que las hermandades, hoy en día, tienen que tener gestiones de empresa

En su candidatura lleva muchos nombres de los que ya estaban con Francisco Gómez Sanmiguel ¿Se puede decir que es una junta continuista?

Yo no la llamaría así. Cada presidente tiene su estilo, su forma, su carácter. He pensado en llevar gente de esta junta, porque cuando una junta va bien, y creo que durante estos 8 años lo han hecho bien, si le preguntas a las personas si quieren continuar y quieren seguir, me da pena perder a personas que son buenas. En los puntos en los que he creído que había que cambiar un poco es donde lo he hecho. Pero entrar como un elefante en una cacharrería, no lo veo. Van con una línea, saben donde estamos trabajando, pero creo que es una candidatura totalmente nueva y con una forma de trabajar diferente.

¿En qué se van a notar esas diferencias?

Todavía no soy presidenta. Habrá que pasar unas cuantas juntas… las personas somos todas diferentes y cada una trabaja desde un punto de vista, desde una forma de pensar.

Está todo muy marcado por el coronavirus para las cofradías. Uno de los efectos es que todavía no se ha podido cobrar la subvención municipal.

Olga Caballero./Foto: Jesús Caparrós

Están trabajando en ello, tanto tesorería como el presidente. Tengo entendido que va bastante bien y que dentro de poco se va a firmar ese convenio y no creo que haya ningún problema.

Si no hubiera procesiones de Semana Santa en 2021, ¿peligraría la subvención?

Espero que hablando muy bien con ellos y explicando que las hermandades viven un poco de la subvención, no pase.

¿Habrá procesiones de Semana Santa en 2021?

Lo veo difícil, pero ha habido una reunión de los presidentes de las agrupaciones de Andalucía, que tienen mucho ánimo. Pero no puedo hablar de ella porque no he estado. Mientras que la autoridad sanitaria no hable claro y haya una vacuna, lo veo díficil pero igual se consigue. Como esto va cambiando, ojalá y haya un vuelco.

Hay hermandades en dificultades por la crisis del coronavirus.

Olga Caballero./Foto: Jesús Caparrós

Todas están pasándolo mal. No es que yo quiera que las hermandades se autofinancien por sí solas. Hace mucho tiempo, cuando era hermana mayor de la Esperanza había hermanos que me decían, “creemos, Olga, que la Esperanza tiene que ir pensando en una autofinanciación. No es que la subvención no esté, ni he dicho que se vaya a quitar. Pero si es cierto que las hermandades, hoy en día, tienen que tener gestiones de empresa, dentro de lo que es la Religión, pero hay que trabajarlas como tal. Mira este año lo que ha pasado, no han cobrado la subvención y lo están pasando mal. Si las hermandades tuvieran una autofinanciación, pensar en algo o trabajar en algo que le de dinero a las hermandades, porque en Córdoba mecenas hay muy pocos; habrá que moverse en otro sentido porque la sociedad está cambiando. Las cofradías no se pueden quedar obsoletas. De cuando entré de hermana mayor a ahora, cómo han cambiado las cofradías.

Fue de las primeras mujeres en ocupar ese cargo.

La primera fue Meli, que se presentó por el Socorro. Luego hubo otra chica en la Agonía y luego yo, Charí Revilla, en el Perdón; Salud en Vera Cruz, Lola en el Socorro, Rocío en el Amor. Ya hay muchas hermanas mayores. 

¿Cómo fue esa experiencia?

Cuando me preguntaba la prensa siempre decía que la o con la a no están regañadas. Creo que un hombre y una mujer trabajan igual. Recuerdo que me decían que llevaba una junta de gobierno “cremallera” y yo decía “qué es cremallera”. Me fui a la política y ya me di cuenta de lo que era cremallera. En mi hermandad las mujeres han trabajado de siempre. En mi hermandad entré limpiando candelabros con 17 años, porque venía de Sevilla y allí trabajé desde pequeñina. Y en la Esperanza igual. Empecé limpiando y mira por dónde me tocó ser hermana mayor. Ha sido un orgullo. Y he tenido muchas satisfacciones. La Esperanza es una gran familia y eso es lo que quiero, precisamente, para la Agrupación, que todas las hermandades sean una gran familia.

¿Qué papel tienen en esa gran familia las hermandades de Gloria?

Olga Caballero./Foto: Jesús Caparrós
Olga Caballero./Foto: Jesús Caparrós

El mismo que las de penitencia. Desde que entré en la Agrupación de Cofradías he asistido a muchos actos de Gloria, siendo vicepresidenta de penitencia. Les tengo el mismo respeto; trabajo igual por ellas; y, para mí, las glorias son una hermandad más.

¿Los estatutos van a ser similares al documento que se presentó?

Fue un borrador, porque lo correcto era presentarlo. Pero quizá se ha presentado un poco tarde. Prácticamente le quedaban tres meses y entraba otra junta de gobierno, no daba tiempo. Porque ese borrador va ahora a los hermanos mayores, estos preparan enmiendas y las mandan. Las enmiendas hay que estudiarlas, llevarlas a junta de gobierno. Una vez que estén perfectas se llevan a la asamblea. Una vez que los hermanos mayores digan que sí se hacen de nuevo los estatutos. Eso son 8,9 o 10 meses. Esos estatutos van a tardar. Yo no estoy sola, habrá que llevarlos a la mesa de junta, se estudiará ese borrador y se decidirá si se sigue con él o se empieza uno nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here