Balance de un año de gestión PSOE e IU en la Diputación: parálisis, confrontación, subida de tasas y recortes en programas e inversiones

33

En los peores momentos para los ayuntamientos, la Diputación ha subido un 20% la tasa de recogida de residuos y un 1´7% la tasa del agua: el PP votó en contra

PSOE
Diputados provinciales del PP./Foto: LVC
PSOE
Diputados provinciales del PP./Foto: LVC

El balance que hace el Partido Popular en la Diputación de Córdoba tras este año de gestión del gobierno de PSOE e IU al frente de la institución concluye en parálisis, confrontación política con el gobierno de la Junta de Andalucía, silencio ante el Gobierno de España y recortes en servicios, programas e inversiones, sin olvidar una importante subida de tasas e impuestos a todos los cordobeses de la provincia.

Así lo ha manifestado la portavoz popular en la Diputación María Luisa Ceballos quien ha incidido en que este año ha estado divido en dos, la etapa antes del Covid-19 y los meses después de la llegada de esta pandemia que ha traído una crisis sanitaria, económica y social.

Ceballos ha lamentado la falta de impulso a la lucha contra la despoblación, “uno de los compromisos del Presidente de la Diputación en su investidura”. En este año no se ha puesto en marcha ninguno de los planes y programas anunciados por el equipo de gobierno para hacer frente al reto demográfico en la provincia, “muy al contrario nos encontramos con los mismos programas de la corporación anterior a los que se ha cambiado la denominación introduciendo el concepto de despoblación en su título”, afirma y añade, “las palabras no cambian el futuro si no hay un compromiso político expreso con medidas y acciones”.

Otra de las características que han marcado la gestión de la Diputación provincial durante este año es que se ha convertido en una agencia de colocación de antiguos cargos públicos de PSOE en empresas y organismos autónomos de esta institución. Ejemplos de ellos, como ha comentado la portavoz popular, son los gerentes de Emproacsa, del Patronato Provincial de Turismo y de Iprodeco.

Ceballos ha recordado las palabras de Antonio Ruiz de que todos los municipios serían tratados de igual forma independientemente de su color político. “Esto no ha sido así y los datos lo reflejan claramente si atendemos a las subvenciones excepcionales a ayuntamientos de la provincia, donde los municipio gobernados por PSOE e IU copan el 85% de estas subvenciones frente al 8% de los municipios gobernados por el PP”, comenta. 

En cifras esto supone que el gobierno provincial de Antonio Ruiz destina 675.000 euros de subvenciones excepcionales para los ayuntamientos de PSOE e IU, mientras que solo 64.000 euros para los ayuntamientos del PP. Esto es 10 veces más cuando la realidad es que los ayuntamientos gobernados por el PP representan el 56% de los habitantes de la provincia de Córdoba, frente al 40% de los habitantes gobernados por el PSOE e IU.

La portavoz popular ha lamentado que la Diputación haya incumplido por segundo año consecutivo la regla de gasto, lo que ha hecho que tenga que volver a plantear un Plan Económico y Financiero para equilibrar las cuentas. “Y esto a pesar de que ha estado un año sin el primer plan que fue devuelto por la Consejería de Hacienda por no ser correcto”, comenta y añade, “esto ha generado recortes en servicios, programas e inversiones, además de una subida de tasas e impuestos a los que el PP votó en contra”.

Así, en los peores momentos para los ayuntamientos de la provincia la Diputación ha subido un 20% la tasa de recogida de residuos y un 1,7% la tasa del agua. Además, esas subidas de impuestos siempre han estado vinculadas a un incremento en la inversión, y en ambos casos no ha sido así. “Más de 2 millones de euros de inversión en Emproacsa se han visto paralizados, y las obras hidráulicas previstas como la canalización entre el embalse de Iznájar y La Hoz siguen sin ejecución a pesar de que las tasas suben cada año para los cordobeses”, afirma.

Confrontación llevada al extremo

María Luisa Ceballos./Foto: LVC

La portavoz popular ha lamentado que el presidente de la Diputación anteponga su responsabilidad al frente del PSOE cordobés que a sus obligaciones al frente de la institución provincial. “Antonio Ruiz se debe solo a Susana Díaz y a la consigna del PSOE-A de confrontación constante y sin sentido hacia el gobierno de Juanma Moreno en la Junta de Andalucía, mientras que un silencio intolerable ante el Gobierno de España que ha ostentado el mando único en la crisis del Covid-19 hasta hace unos días”, dice.

Esa confrontación llevada al extremo ha hecho que Antonio Ruiz haya renunciado a participar en la comisión para la recuperación de Andalucía que se está desarrollando en el Parlamento andaluz. “Es la comisión más plural de la historia democrática, participan todos los sectores, agentes sociales y económicos que tienen algo que aportar a la recuperación de nuestra tierra tras esta pandemia, y el señor Ruiz va a dejar sin voz ni representación a los cordobeses en todo lo que está por hacer, y esto a pesar de que fue el propio PSOE quien pidió la creación de esta comisión”, lamenta Ceballos.

En definitiva, para los populares este año ha estado marcado por la falta de gestión, la paralización, los recortes y la confrontación continua con el gobierno de la Junta de Andalucía. “Los cordobeses no quieren esto, no merecen esto”, concluye Ceballos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here