Los 12 minutos en que no hubo faltas del rival


La acción no castigada sobre Cristian encendió los ánimos de la grada de Vistalegre

faltas
Córdoba Patrimonio-Xota./Foto: Luis A. Navarro
Cristian cae tras la acción no señalada como falta por los árbitros /Foto: Luis A. Navarro
Cristian cae tras la acción no señalada como falta por los árbitros /Foto: Luis A. Navarro

El empate a tres goles que cosechaba, este viernes en Vistalegre, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ante el CD Xota tuvo un sabor amargo, por la forma en que se produjo. Y es que los blanquiverdes ganaban por 3-1 y les empataron casi sobre la bocina.

Pero el regusto amargo no solo vino por el desenlace, sino también por el transcurso de los acontecimientos. En concreto, el arbitraje de Botella López y Castillo López (del Colegio Murciano) no fue, ni de lejos, del agrado de la afición blanquiverde y razones dieron para ello.

En la primera parte, el Patrimonio llegó a las cinco faltas y, aunque no se pitó la que hubiera supuesto doble penalti, las acciones de los jugadores del Xota no se midieron al mismo nivel que las que cometían los blanquiverdes.

En el segundo acto, las faltas cayeron rápidamente del lado navarro, tanto que en el minuto 28 ya llevaban cinco. Sin embargo, a partir de ese momento no se les castigó con infracción alguna, aunque hubo al menos tres acciones que se antojaron punibles y que, en consecuencia, habrían supuesto el lanzamiento del doble penalti. En especial, la cometida sobre el guardameta cordobés, Cristian Ramos, que fue embestido cuando salió a despejar un balón a la banda. 

El arquero tuvo que ser atendido, pero los colegiados no consideraron la acción como falta y todo quedó dentro de esos 12 minutos en que las acciones castigadas cayeron del lado del Patrimonio.