Luismi abre al Córdoba la puerta de la final de la Copa RFEF


Luismi abre al Córdoba la puerta de la final de la Copa RFEF


10 de noviembre de 2021 | 2ª RFEF | Diego Arellano

El conjunto que dirige Germán Crespo tumba a un correoso Ebro (1-0) en un partido en el que los blanquiverdes se muestran poco prcisos en zona de finalización. El Guijuelo será el rival en la final

Luismi Redondo, a un cuarto de hora del final del encuentro ante el Ebro, logró mandar el balón a la red y abrir de par en par la puerta para que los blanquiverdes disputen en un par de semanas la final de la Copa RFEF. Fácil no fue, quizás los cordobesistas jugaron su encuentro más difícil en lo que va de temporada ante un equipo que vendió cara su derrota, que se defendió con gran acierto y que cerró el camino en ataque a un equipo cordobesista que si bien es verdad que dominaba, no lo hacía con la soltura de otros encuentros. Pero al final, el resultado deja ver que el cuadro que dirige Germán Crespo también está capacitado para sufir, para trabajar y para dar una alegría más esta temporada a una afición volcada que llevó en volandas a su equipo a esa final que tanto se deseaba y que puede reportar al club su quinto título en su historia. 

Con un once inicial en el que Germán Crespo no escatimó mimbres, aunque aparecieran en el mismo hombres quizás menos habituales como Bernardo, Omar, Fuentes o Casas que por juego y rendimiento también merecen ser de la partida. También apostó de nuevo por Toni Arranz en la medular junto a Javi Flores y, como no, por Miguel de las Cuevas en la media punta después de su exhibición del pasado ante el Montijo.

El conjunto blanquiverde no tardó mucho en inclinar el campo de su lado y comenzó a percutir por los costados con Omar Perdomo y sobre todo Adrián Fuentes, muy incisivos y superando continuamente por fuera a la cerrada defensa del conjunto aragonés. El Córdoba mandaba y un inconmensurable Javi Flores se convetía en el jefe de las operaciones ofensivas en los compases iniciales. Un pase con el exterior del de Fátima encontró el pasillo entre la poblada defensa visitante, pero no contactó con Fuentes, que no llegó por muy poco. De inmediato, Fuentes entró por la derecha, mandó hacia De las Cuevas que dejó pasar inteligentemente para que Casas, tras caracolear, disparara muy centrado para que detuviera sin muchos apuros el meta Rubén. 

Por instantes se sacudió el dominio el Ebro que a la salida de un córner pudo incluso adelantarse en el marcador, pero el cabezazo de Meseguer se estrelló en el palo izquierdo del portal defendido por Carlos Marín. Pero sólo fue un espejismo, el conjunto cordobesista continuó percutiendo por los costados, aunque sin encontrar el acierto final en la finalización, donde se mostraba impreciso, poco lúcido y sin la chispa de otras jornadas atrás. Un disparo suave de Javi Flores no encontró puerta tras una buena internada de Adrián Fuentes y de inmediato, Casas cortó una cesión de Noel a su portero, pero estrelló su lanzamiento en el lateral de la red. En unos minutos de avalancha cordobesista, Omar Perdomo vio como la madera repelía su disparo y Casas no encontraba el fondo de la red igualmente por la madera tras tocar su disparo el meta visitante.

El Ebro quería reponder, pero lo hizo timidamente, trataba de aprovechar sus dos carrilleros largos para intimidar defensivamente al Córdoba, pero to le quedó en un par de centros, eso sí, peligrosos, que no encontraron rematador certero. En el tramo final del primer acto, una andanada de Omar Perdomo acabó con una caída dentro del área que fue reclamada como penalti, y hasta enfilar los vestuarios, De las Cuevas probó fortuna sin éxito a balón parado, y Javi Flores disparó suave sin sorprender al meta Rubén. 

Tras el descanso salió de nuevo el Córdoba a por todas, tratando de aprovechar su primer arreón para inclinar el marcador a su favor. Ya en el primer minuto de juego, Adrián Fuentes controló en el punto de penalti, pero el potente aunque centrado disparo del atacante lo rechazó el meta Rubén. Casi de inmediato José Cruz caía en el área reclamando una pena máxima que el árbitro no concedió y De las Cuevas disparó blandito desde la frontal. Los de Germán Crespo parecían haber dado un paso definitivo al frente, pero el peligro real no llegaba. Acumulaban acercamientos y amagos, pero con balas de fogueo. Incluso Toni Arranz, a la salida de un córner no acertó de cabeza en posición franca para el remate.

El duelo se enfrió de nuevo y Germán Crespo lo quizo avivar con las entradas de Carlos Puga y Willy, que dieron mayor mordiente al conjunto local. mayor profundidad con Puga y más remate con Willy. Pero la calidad y clarividencia blanquiverde apareció de nuevo. Una jugada que inicia Puga en banda derecha acaba con un toque sutil de Javi Flores abriendo para el remate de Luismi entrando por la izquierda cruzando el balón hasta el fondo de la red. Lo difícil ya estaba hecho, ahora quedaba por delante mantener el resultado y apuntillarlo. Y a ello se dispuso un cuadro cordobesista que se mantuvo firme en sus ideas buscando sentenciar el duelo y el pase a una final que cada vez estaba más cerca. Pudo lograrlo Puga, pero llegó muy forzado a un balón adelantado ante la rápida salida del meta Rubén que truncó lo que podría haber sido la sentencia.

En el descuento asustó el Ebro, que mandó por medio de Nando Quesada un balón que salió literalmente rozando la cruceta. Pero ya no hubo tiempo para más y el Córdoba festejó su pase a la final de la Copa RFEF con un público volcado que alentó sin descanso a su equipo para ver lo que nunca se ha visto, una final copera que aunque sea menor es una final en toda regla en una competición organizada pro la RFEF. La cita será ante el Guijuelo, que eliminó al Leoia, y en El Arcángel, ahí es nada, con la posibilidad de conquistar en casa el quinto título de un Córodba CF que continúa en racha esta temporada.

Córdoba CF – CD Ebro
Córdoba CF
: Carlos Marín; José Ruiz, José Cruz, Bernardo Cruz, Ekaitz Jiménez, Toni Arranz, Javi Flores (Cristian Delgado, 88′), Omar Perdomo (Carlos Puga, 59′), De las Cuevas (Julio Iglesias, 88′), Adrián Fuentes (Luismi Redondo, 67′) y Casas (Willy, 59′).
CD Ebro: Rubén; Sola (Charlez, 77′), Meseguer (Carcanosa, 62′), Jorge Adán, Noel, Nahuel González, Iñaki Santiago (Miguel Díaz, 53′), Abel Suárez, Guille Alonso, Eder Díaz (Nando, 63′) y Álex Altube.
Árbitro: Delfa Ramos (extremeño). Mostró cartulina amarilla al local José Cruz; y a los visitantes Eder Díaz y Meseguer.
Goles: 1-0 (76′) Luismi Redondo.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la semifinal de la Copa RFEF disputado en El Arcángel.



Fuente original Minuto 90