El CCF trabaja tratando de corregir errores sobre todo defensivos


El CCF trabaja tratando de corregir errores sobre todo defensivos

Arrancó la primera plantilla del Córdoba CF su cuarta semana de pretemporada después de arrancar el pasado 19 de julio y tras haber disputado ya tres encuentros de preparación con diferentes sensaciones, con derrotas ante el Linares (0-1) y el Recreativo de Huelva (1-0) y haber logrado el triunfo ante el Marbella (4-3).

Con el regusto amargo de la derrota ante el conjunto recreativista y haber dejado algunas lagunas, subsanables, pero con mal sabor de boca, los de Germán Crespo han comenzado en la mañana del lunes una cuarta semana de trabajo que va a deparar de nuevo dos partidos de preparación, el primero el miércoles rindiendo visita al Algeciras y recibiendo el sábado al Majadahonda, dos rivales de Primera RFEF ante los que el técnico granadino pretende seguir creciendo en su preparación para llegar como dijo al término del duelo ante el Recreativo "al 200% a Jerez".

Una de las novedades del primer entrenamiento de la semana fue el escenario donde se realizó, el campo pequeño de la ciudad deportiva, que aunque no se encuentra aún en perfectas condiciones, se utilizó una vez descartado El Fontanar, que no está en buenas condiciones, y para dejar respirar algo más el césped de El Arcángel. Por otro lado, y aunque la activación la realizaron junto al grupo, no entrenaron luego la parte específica Felipe Ramos, Carlos Marín, Bernardo Cruz, que lucía un vendaje en su rodilla izquieda, ni Tala. El que no estuvo presente en la cuidad deportiva fue Julio Iglesias que, al igual que sus compañeros, continúa aquejado de problemas físicos. Sí continúan trabajando jugadores del filial como los dos metas que ahora mismo están defendiendo el portal blanquiverde, Hankins y el juvenil Barea, Valtteri, Álex Meléndez y Abreu.

Germán Crespo inició la sesión con una charla al grupo en la que habló de los errores cometidos en el duelo ante el Recreativo, incidiendo sobre todo en lo que el técnico declaró al término del encuentro: intensidad, necesidad de ganar los duelos individuales y adaptación a los maltrechos terrenos de juego que se pueden encontrar a lo largo de la temporada. Posteriormente dio paso al balón que fue el protagonista principal del trabajo en el que insistió más en el aspecto defensivo que en el ofensivo.



Fuente original Minuto 90