José Alberto Frías, nuevo entrenador del Villa del Río


José Alberto Frías, nuevo entrenador del Villa del Río

Aunque hubo un periodo transitorio de máxima incertidumbre, generado por la confirmación de la ausencia de candidaturas en el proceso electoral abierto en el Villa del Río CF, en el que los más catastrofistas, llegaron a poner en duda la viabilidad del club por la ausencia de personas interesadas en dirigir al mismo. Dichos temores quedaron de inmediato difuminados al manifestar tanto el presidente Fabián Cabrera como el resto de sus compañeros de junta directiva la intención de continuar otros cuatro años más en el cargo, con la intención de evitar una más que posible defunción del club.

Así que había que ponerse manos a la obra para configurar el proyecto deportivo de la próxima temporada. Ya en la Asamblea anual del club se puso en conocimiento de los asistentes, la intención de los actuales rectores de dar un giro a su política deportiva. Mientras tanto, José Antonio Saucedo hacía público un comunicado a través de las redes sociales en el que manifestaba públicamente su intención de no continuar como primer entrenador de la entidad villarrense.

Y es que la temporada 2020/2021 ha sido muy dura en el seno de la entidad de la estrella. La dichosa pandemia, la falta de compromiso de algunos, unido a lesiones y bajas laborales, motivaron que se realizara una campaña muy discreta, en la que hubo que sufrir hasta la penúltima jornada para poder asegurar la continuidad en la primera de las categorías provinciales del fútbol cordobés.

Desde entonces, en el seno del Villa del Río CF, la actividad no ha cesado y se ha estado trabajando en dos direcciones. La primera en la configuración de la plantilla, donde se han realizado una serie de reuniones con los jugadores locales para conocer su predisposición cara a continuar en la plantilla y la segunda en la búsqueda de un nuevo entrenador, cara a la temporada 2021/2022.

La junta directiva que preside Fabián Cabrera mantuvo contactos y conversaciones con varios aspirantes, para ver si existía afinidad entre las ideas de unos y otros. Los ofrecimientos fueron numerosos y muy diversos, pero finalmente el entrenador elegido ha sido José Alberto Frías Sánchez. Este andujareño de 42 años, cumple 43, el próximo 8 de septiembre, llega avalado por su buena trayectoria en el fútbol jiennense. Cuenta con el Nivel III de entrenador de fútbol y llega tras haberse tomado un año sabático, tras estar durante 6 temporadas consecutivas como máximo responsable deportivo del Urgavona CF.

Como jugador, fue un destacado medio centro que destacaba por su incansable trabajo sobre el campo. Militó en equipos como el Porcuna, el Martos, el Iliturgi y el Recreativo Bailén, en diferentes etapas. Por motivos laborales nunca quiso abandonar su Andújar natal, aunque tuvo serias propuestas de equipos de nuestra comunidad autónoma.

Su faceta como entrenador la inicia en la cantera del Betis Iliturgitano, donde está durante tres temporadas. Posteriormente llega al fútbol senior al aceptar la propuesta del equipo de Arjona (Jaén), en el que llegó a estar, nada más y nada menos, que durante seis temporadas consecutivas. Sin lugar a dudas, algo no muy habitual en el mundo del fútbol de hoy en día. Aunque la intención de la junta directiva jiennense era prorrogarle el contrato, finalmente decidió tomarse un año sabático.

Ahora le llega un nuevo reto, en el que el nuevo técnico villarrense, manifestó encontrarse “Contento e ilusionado con mi llegada a Villa del Río y vengo con todas las ganas del mundo. Conocía el club, ya que nos hemos enfrentado en partidos amistosos de pretemporada, durante los últimos años”.

Tras la llamada de la directiva villarrense y tras las primeras conversaciones,  “Vimos que coincidimos plenamente en nuestra forma de ver el fútbol, por lo que llegar a un acuerdo resultó fácil”.

Frías no llegará sólo a la entidad villarrense, sino que lo hará acompañado de un viejo conocido de la afición, Paco Zamora, quien fuera guardameta villarrense entre las temporadas 2009 y 2012. La llegada de Zamora supone un enorme aliciente, ya que es un hombre muy querido por los aficionados villarrenses. En las tres temporadas que estuvo bajo palos, dejó una enorme huella como deportista y como persona, por su incuestionable compromiso con el equipo. Frías reconoce “que ya había pensado en Paco Zamora como posible ayudante mío, en el momento que retornara a los banquillos”, pero lógicamente al producirse su retorno en Villa del Río, “todo fue mucho más fácil”.

A diferencia de sus predecesores, no tiene pensado contar con un preparador físico, “ya que a lo largo de mis años en Arjona, yo mismo me encargué de dicha labor y el resultado estuvo a la vista”.

Sobre el reto que puede suponer adentrarse en el fútbol cordobés, el técnico reconoce “que es otro estímulo y un salto cualitativo. En mis años de jugador del Iliturgi, siempre hubo en la plantilla jugadores cordobeses con una destacada presencia”.   

Preguntado por su estilo de fútbol, Frías sacó a relucir de inmediato la palabra compromiso, “quiero jugadores comprometidos, el estilo, la táctica puede cambiar, pero la entrega es innegociable”.

Lógicamente este nuevo proyecto deportivo “volverá a estar apoyado en la cantera. Sé que en Villa del Río se trabaja y tiene una buena estructura de cantera y eso hay que aprovecharlo. La base estará compuesta por los jugadores del pueblo que quieran estar, aunque siempre habrá que reforzar, determinadas posiciones o carencias puntuales con jugadores foráneos”. Preguntado sobre el número ideal de efectivos para su plantilla, comentó “veinte o veintiuno, es el número ideal, siempre que haya por detrás un equipo juvenil o cadete, que  nos puede echar una mano”.

De hecho Frías, comentó una anécdota muy reveladora “en mi último año en el Urgavona, uno de los jugadores que más minutos disputó fue un cadete de 16 años”.

El presumible inicio de los entrenamientos de pretemporada, es una auténtica incógnita, ya que dependerá por un lado del inicio de la competición y por el otro, de la disponibilidad del recinto deportivo, ya que en breves fechas está previsto el inicio de las obras de sustitución del actual césped artificial, bastante deteriorado en algunas zonas, por otro nuevo de última generación. La duración de la obra está prevista en unas cinco semanas, aunque por experiencia en poblaciones limítrofes, posteriormente los plazos no se ajustan a la realidad.

Mientras tanto se seguirá trabajando en configurar la plantilla, a la espera de una primera toma de contacto con la Federación Andaluza de Fútbol, que vaya clarificando el inicio y el formato de competición de la Primera Andaluza de Córdoba 21/22.



Fuente original Minuto 90