Fabián Cabrera continuará presidiendo el Villa del Río


Fabián Cabrera continuará presidiendo el Villa del Río

La convocatoria de la Asamblea general ordinaria del Villa del Río CF disipó cualquier temor e incertidumbre sobre el futuro del club. El cuarto punto del orden del día, ya anunciaba en los días previos el proyecto deportivo de la temporada 2021/2022. Lo que de manera inmediata anunciaba que los actuales dirigentes del club, con Fabián Cabrera a la cabeza, estaban dispuestos a prorrogar su mandato durante una legislatura (cuatro años) más.

Era el principal temor del aficionado, que pudiera existir un vacío de poder que llevara al club a una irremediable desaparición. Algo que según el máximo mandatario “jamás íbamos a permitir que eso ocurriera”. Y eso que la respuesta recibida por parte de los socios y simpatizantes del club volvió a ser decepcionante. Como viene siendo habitual, los salones del Centro Cívico de Villa del Río volvieron a ser el escenario elegido por la junta directiva para la tradicional asamblea anual. Esta reunión, que sirve para cerrar el ejercicio liguero, volvió a contar con una escasa asistencia. Apenas veinte personas acudieron a la llamada realizada.

La dichosa pandemia pasa factura
En el apartado más relevante de la misma fueron el presidente Fabián Cabrera, junto con el tesorero Ramón Pozuelo, los encargados de exponer el estado económico de la entidad. Y tal y como se preveía, debido a la temporada tan atípica que se ha vivido debido a la pandemia y al covid-19, la salud monetaria del club se ha resentido notablemente. De hecho, por primera vez en las últimas siete temporadas se ha cerrado el ejercicio con déficit. En concreto, éste ha ascendido a 3513,25 euros. El tesorero quiso matizar dichas cifras, “esa es la deuda a día de hoy” aunque también quiso recalcar que están pendientes de cobro distintas partidas correspondientes a publicidad y colaboración de empresas, subvención municipal y subvención de Diputación Provincial. Dichas partidas superan con creces, la deuda generada, por lo que el déficit sería teórico, pero “a día de hoy es el real, mientras no haya más ingresos en caja”.

Y por otro lado, habría que recordar que esta temporada arrancaba con un saldo positivo en las cuentas del club, de unos 3200 euros, debido a los superávits de los ejercicios anteriores, por lo que ese saldo negativo no deja de ser meramente anecdótico.

El capítulo de gastos ascendió a 27090,36 Euros, cantidad que se ha reducido en casi un 15% con respecto a la campaña precedente. Esta partida tuvo sus principales derramas, y por este orden, en las dedicadas a gastos de combustible, sueldo del cuerpo técnico (entrenador y preparador físico), gratificaciones a jugadores,  gastos de federación y mutualidad, recibos arbitrales y desplazamientos.

Por su parte el capítulo de ingresos llegó hasta los 23577,11 Euros. Esta cantidad supone un descenso de un 20% sobre el ejercicio anterior. Y aquí salió a la luz, un dato tremendamente revelador y que pudiera explicar la situación deficitaria del ejercicio económico. Y es que los ingresos por taquillas y por la captación de socios, descendieron en casi un 75%. Y es que recuerden que en apenas tres partidos de liga, pudieron acceder los socios y aficionados en general a los graderíos del Polideportivo Municipal.

El presidente quiso destacar que pese a los tiempos difíciles que nos ha tocado vivir, la respuesta empresarial a la llamada del club ha vuelto a ser ejemplar. Y es que con pandemia y todo, la partida correspondiente a la publicidad y colaboración de empresas, experimentó un aumento. Las principales fuentes de financiación del club volvieron a ser, la subvención municipal del Ayuntamiento, publicidad de empresas, carnets de socios, recaudaciones por taquillas, subvención de la  Diputación Provincial, Rifas y Sorteos, Bar, Loteria de Navidad y merchandising. 

Aprobación de la nueva junta directiva
El siguiente punto en el orden del día fue la ratificación de la nueva junta directiva, una directiva que será claramente continuista en la que apenas se han producido bajas. En un principio había cuatro directivos decididos a abandonar su puesto, aunque al final tan solo Juan Platero parece decidido a dar el paso. Otros, como Fran López Menor, reconsideraron su postura al cambiar sus funciones, mientras que a otros como Miguel Lorente y Pepito Valera, se les pidió que reconsideraran su postura. En el capítulo de entradas, destacar la llegada de Juan Rafael Rubio Izquierdo, exjugador del club y un técnico con una dilatada trayectoria en el fútbol formativo de la localidad.

Proyecto deportivo de la temporada 21/22
Si económicamente las previsiones del club vuelven a ser claramente continuistas, siempre existe el deseo y el objetivo de trabajar para incrementar el mismo. El club, en años normales, era capaz de generar una cifra cercana a los 30.000 euros, aunque se quiere incrementar el mismo hasta los 33-35.000 euros. Y por esas cantidades nos tenemos que mover, según palabras de Fabián Cabrera.

En cuanto al proyecto deportivo de la próxima temporada, se comentó la necesidad de hacer cambios y de dar un giro a los objetivos del club. Las dos últimas campañas han sido bastante decepcionantes a nivel de resultados. Las evidentes limitaciones de la plantilla han pasado factura y la apuesta por un mayor número de jugadores de la localidad, tampoco ha resultado efectiva. Sin olvidar que el compromiso de algunos jugadores, locales y foráneos, ha sido casi nulo y por eso, en esta última temporada, se han tenido que tramitar hasta 32 licencias federativas.

Por eso en breves fechas, la junta directiva realizará su primera reunión para clarificar y plantear dicho proyecto deportivo. Por dicho motivo, la posible continuidad de José Antonio Saucedo como primer entrenador, es ahora mismo una auténtica incógnita.

Un interesante capítulo de ruegos y preguntas
En el capítulo de de ruegos y preguntas, varios socios pidieron la palabra y coincidieron en volver a denunciar ante los rectores del club el lamentable estado del césped artificial del recinto deportivo villarrense y que ha sido el causante de un gran número de lesiones, algunas de ellas de gravedad, en la temporada precedente. El concejal de deportes Antonio Carabaño, que asistió al acto apenas unos minutos, ratificó que las obras de sustitución de la maltrecha moqueta del recinto deportivo comenzarán en apenas unas semanas y que tienen prevista una duración aproximada de unos cuarenta días.

También hubo quien comentó el obsoleto alumbrado del campo de fútbol, que tras más de treinta años de uso, necesita también una remodelación.

Por otro lado se abordaron temas relacionados sobre los equipos de fútbol base, donde también se necesitan hacer cambios urgentes, así como un replanteamiento de objetivos, que traigan los resultados esperados. El descenso de categoría de varios de los equipos, deja un panorama desolador, con la mayoría de ellos en la última categoría provincial. Diferenciar la Escuela de Fútbol de los equipos federados, no resulta nada fácil y es un tema a solucionar de manera inmediata. Y es que hubo quien dijo, y quizás razón no le falta, que esa falta de competitividad en los equipos de fútbol formativo, se termina reflejando en el equipo senior.

El presidente Fabíán Cabrera anunció que en breves fechas se reunirán tanto con el concejal de deportes, como con el Servicio Municipal de Deportes, para elaborar y redactar un proyecto sobre la gestión deportiva de los equipos de fútbol formativo de la localidad. Dicho proyecto será de obligado cumplimiento tanto para  responsables técnicos, jugadores, dirigentes y padres.

Así que tras una hora de reunión, se puso punto y final a la misma. El Villa del Río CF supera una temporada muy complicada y difícil ya piensa en la siguiente campaña.



Fuente original Minuto 90